Protocolo de Protección Antiviral

Publicado en21/12/2020 Por

Segunda Parte: El cuidado, estilo de vida y consejos nutricionales

Ante todo evento, ¡cuídese!

¿Qué hacer si nuestro perfil de salud encaja de alguna forma en uno o más grupos de mayor vulnerabilidad? o ¿qué hacer si no encajamos en ningún grupo? La respuesta a ambas preguntas es muy simple: ante todo evento, ¡cuídese!
Cuidarnos implica administrar exitosamente lo que está bajo nuestro control. Debemos conocer nuestras fortalezas y debilidades e implementar una estrategia de nutrición, asesoría médica y de ajuste de estilo de vida enfocada en revertir o minimizar nuestras vulnerabilidades.

En consecuencia, en HILDA STRAUSS® hemos diseñado un plan de información con especial énfasis en el mejoramiento de las defensas teniendo siempre en mente el control adecuado del factor inflamatorio, que juega un papel clave en la forma en que se va a desarrollar esta enfermedad y de cuán leve o grave será su sintomatología.

Recomendaciones de estilo de vida

Es más probable que nos enfermemos en climas fríos y en ambientes secos y cerrados, por esto, es necesario mantenernos abrigados, en ambientes ventilados y siempre en un estado de perfecta hidratación, que permitirá la humectación de las mucosas del sistema respiratorio, reduciendo la posibilidad de contraer infecciones.
También debemos mantener la calma. Está totalmente demostrado que en condiciones de estrés el organismo es mucho más vulnerable, debido a que las hormonas cortisol y catecolaminas tienen un efecto supresor del sistema inmunológico.
Un sueño profundo y reparador aumenta la hormona melatonina que, se ha demostrado, tiene una reconocida actividad moduladora del sistema inmunológico. En paralelo, dormir bien reduce el estrés y motiva la reparación de tejidos.


Consejos nutricionales

    •    Primero, averigüe su peso ideal y si está con sobrepeso, hable con su médico e inicie una dieta sana, reducida en calorías, pero altamente nutritiva.

    •    Coma todas las ensaladas verdes que quiera (obviamente, evite las que le caen mal). Los vegetales verdes contienen vitaminas y minerales esenciales para prácticamente todos los sistemas del organismo, incluyendo el sistema inmunológico.

    •    Limite el consumo de azúcares y carbohidratos, debido a que incrementan dos factores altamente proinflamatorios: los altos niveles de insulina y de glucosa.
    •    Aumente sus niveles de vitamina D. Se ha demostrado que la vitamina D actúa como moduladora de la respuesta inmunológica y controla la inflamación.

Menú

Buscar

Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Compartir

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Iniciar Sesión