¿En qué podemos ayudarte?

Vitamina C: sistema inmune y respuesta antiviral

Publicado en10/03/2021 Por
Favorito0
Vitamina C: sistema inmune y respuesta antiviral

La vitamina C es un poderoso antioxidante que protege y fortalece nuestras defensas naturales.

Fórmula Natural Hilda Strauss®: 
Complejo B con Vitamina C (60 mg), Calcio y Zinc

Contenido de vitamina C: 60 mg



Qué es la vitamina C


Un poderoso micronutriente soluble en agua. La vitamina C ha sido catalogada como «una vitamina de tipo esencial», debido a que los seres humanos, a diferencia de la mayoría de los animales, no podemos producirla directamente.
Esto nos obliga a obtenerla de los alimentos (1), aunque también podemos complementar nuestra dieta con suplementos de calidad para asegurar niveles óptimos y promover así la obtención de una serie de beneficios ampliamente estudiados en el ámbito de la medicina. 
Entre estos, podemos incluir una notable acción antioxidante, de reforzamiento y modulación inmunológica, y una actividad antiviral mejorada, eventualmente, con cursos de enfermedad más cortos y con grados atenuados de severidad. (2, 3).



Factores inmunológicos y antivirales


La vitamina C es esencial para las defensas, porque apoya la actividad celular de nuestro sistema inmune y ofrece una dinámica antioxidante potenciada, reacciones enzimáticas reguladoras y una actividad protectora de genes, que refuerzan la funcionalidad y la forma misma con que el organismo enfrenta no solo virus, sino también infecciones por bacterias, hongos y parásitos (4), entre otros organismos generadores de enfermedades.  
Por su actividad antioxidante, la vitamina C promueve la integridad de la barrera epitelial y se acumula en las células fagocitarias, como los neutrófilos (células de defensa), mejorando su acción de fagocitosis, la reacción inmunológica encargada, literalmente, de engullir y destruir virus y demás elementos patógenos. (5).  
Se ha demostrado que la vitamina C mejora la diferenciación y proliferación de las células B, T y TR (T-reguladoras), optimizando los tres pilares de la respuesta inmune: 1) inmunidad innata (con la que nacemos), 2) inmunidad celular o adaptativa (la que desarrollamos durante la vida); y 3) la inmunomodulación, que regula la respuesta inmunológica evitando procesos hiperinflamatorios.  
Todo lo anterior es muy estudiado actualmente en tiempos de pandemia, debido a que puede ilustrarnos acerca de nuevos factores de prevención, tratamiento y supervivencia a infecciones como el covid-19. (6, 7).



Antioxidante mayor y gran apoyo a las defensas


El poder antioxidante de la vitamina C puede neutralizar compuestos inestables y dañinos presentes en el cuerpo, como los radicales libres, ayudando así a prevenir o, incluso, a revertir el daño celular causado por el estrés oxidativo. Esto tiene un gran impacto en el funcionamiento del sistema inmune y en su capacidad de superar ataques virales y bacterianos, por mencionar algunos.  
Por otra parte, actualmente se está estudiando cómo los niveles bajos de micronutrientes, incluyendo la vitamina A, la vitamina C o el zinc, se asocian a un mayor riesgo de infección de ataques virales, incluyendo el covid-19. (8). Con frecuencia, el estado deficiente de estos nutrientes se asocia con la inflamación y el estrés oxidativo, iniciando un círculo vicioso que, a su vez, impacta negativamente en el funcionamiento del sistema inmunológico. (9).  
La actividad antioxidante tiene un efecto modulador o regulador, lo que implica una mejor respuesta inmunológica. (10). También promueve la producción de colágeno, manteniendo la integridad de la piel y de las mucosas, lo que contribuye a que la piel misma sirva como una barrera física frente a elementos patógenos, como virus, bacterias, hongos y toxinas. 
Los componentes de una dieta con una capacidad antiinflamatoria y antioxidante fortalecida deberían incluir, entre muchos otros nutrientes, vitaminas C y E, y fitoquímicos, como carotenoides y polifenoles, porque se ha demostrado que estos pueden interactuar con factores de transcripción, como NF-kB y Nrf-2, un complejo de proteínas de impacto genético, debido a que controlan la transcripción del ADN, afectando la producción de citoquinas y la supervivencia celular, directamente relacionadas con la dinámica inflamatoria y antiinflamatoria. (11).  
Por otra parte, especialmente en personas mayores, la ingesta de niveles óptimos de vitamina C promueve la generación de linfocitos, su vitalidad y el consecuente aumento de anticuerpos circulantes, potenciando las defensas naturales del organismo. (12).



Resumen


La vitamina C es un poderoso antioxidante que protege y fortalece nuestras defensas naturales, permitiéndonos manejar de forma más efectiva los ataques de un sin fin de agentes patógenos, entre los que se encuentran virus, bacterias, hongos e, incluso, parásitos. La vitamina C también potencia la dinámica regenerativa, acelerando procesos de regeneración celular y tisular, asegurando la integridad de nuestras barreras protectoras (por ejemplo, piel y mucosas).  
Finalmente, aunque aún no hay nada concluyente, se está estudiando una larga lista de beneficios antivirales e inmunomoduladores de la vitamina C frente a una gran variedad de infecciones virales, incluyendo el covid-19. (13, 14).



Referencias:

1. Especialmente, se obtiene vitamina C de frutas cítricas, como limón, naranja, toronja; de hortalizas crucíferas, tomate, patatas, fresas; y de algunas legumbres, como arveja y fríjoles. 

2. Extra Dose of Vitamin C Based on a Daily Supplementation Shortens the Common Cold: A Meta-Analysis of 9 Randomized Controlled Trials. (Documento original traducido al español)
3. Strengthening the Immune System and Reducing Inflammation and Oxidative Stress through Diet and Nutrition: Considerations during the COVID-19 Crisis. (Documento original traducido al español).
4. Anti-parasitic effect of vitamin C alone and in combination with benznidazole against Trypanosoma cruzi. (Documento original traducido al español).
5. Vitamin C and Immune Function (Vitamina C y función inmune). (Documento original traducido al español).
6. Quercetin and Vitamin C: An Experimental, Synergistic Therapy for the Prevention and Treatment of SARS-CoV-2 Related Disease (COVID-19). (Documento original traducido al español).
7. Strengthening the Immune System and Reducing Inflammation and Oxidative Stress through Diet and Nutrition: Considerations during the COVID-19 Crisis. (Documento original traducido al español).
8. Strengthening the Immune System and Reducing Inflammation and Oxidative Stress through Diet and Nutrition: Considerations during the COVID-19 Crisis. (Documento original traducido al español).
9. Strengthening the Immune System and Reducing Inflammation and Oxidative Stress through Diet and Nutrition: Considerations during the COVID-19 Crisis. (Documento original traducido al español).

10. Vitamin C. (Documento original traducido al español).
11
. Strengthening the Immune System and Reducing Inflammation and Oxidative Stress through Diet and Nutrition: Considerations during the COVID-19 Crisis. (Documento original traducido al español).
12. Effect of vitamin C supplements on cell-mediated immunity in old people. (Documento original traducido al español).

13. Vitamin C-An Adjunctive Therapy for Respiratory Infection, Sepsis and COVID-19. (Documento original traducido al español).
14. The Emerging Role of Vitamin C in the Prevention and Treatment of COVID-19. (Documento original traducido al español).

Más información sobre Complejo B con vitamina C, Calcio y Zinc CLICK AQUÍ

Menú

Buscar

Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Compartir

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Iniciar Sesión

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Iniciar Sesión