Almas gemelas
Almas gemelas

En la tradición oral y en los libros esotéricos se habla frecuentemente tanto de almas gemelas, pareja mística o pareja de la gran obra, como de doble etérico, doble astral o espectro paralelo.

Doble etérico, doble astral o espectro paralelo es algo que pertenece a nuestra configuración humana individual, es un componente superior que en determinadas circunstancias logra separarse del cuerpo. Esto le ocurre a los humanos durante el sueño y es conocido como viaje en astral o desdoblamiento. Esta separación se puede dar inconscientemente, sin que la persona se percate de la separación, o se puede dar conscientemente: cuando la persona tiene un desarrollo espiritual mayor y puede separarse y viajar por el astral llevándose la conciencia.

El cuerpo astral o doble etérico es, entonces, una parte trascendental de nuestra estructura y no debe confundirse con el alma gemela.

¿Qué es el alma gemela?

El alma gemela es un complemento que tenemos todos los seres humanos, un elemento creado especialmente para que logremos la cristificación. El alma gemela es el ser que más corresponde a todo lo que somos y a la situación espiritual en la que nos encontremos. Es la persona más importante para nosotros y es quien nos ayuda a desarrollar los procesos más trascendentes de nuestra evolución crística.

Uno de los caminos para llegar a la verdad es el camino del yoga. En Occidente es muy usual decir que se debe elegir por una de las clases de yoga, siendo que para llegar a la iluminación es indispensable transitarlas todos, hay que practicar todas sus formas y así desempeñar los distintos papeles en la película del Universo.

Dentro de todos nosotros existen fuerzas que están en constante movimiento, y siempre hay dos tipos: energía pasiva y activa, una ying y otra yang, una lunar y otra solar, una que rota y otra que se traslada, una central y otra periférica, una negativa y otra positiva. El gran misterio esotérico del yoga más elevado consiste en colisionar estas polaridades. Tras haber limpiado e iluminado todos los nadis a través de prayanas (prácticas especiales de respiración-meditación-transmutación) los maestros preparan el camino para la verdadera fuerza y es entonces que se unen a sus almas gemelas para producir la reconquista de la conciencia y restaurar el inmenso poder de la naturaleza humana.

¿La pareja actual con la que nos encontramos es nuestra alma gemela?

No necesariamente, existen encarnaciones en las que nos unimos a una persona que no es nuestra alma gemela, pero juntos equilibran acciones kármicas y logran pulir y entender muchos aspectos de su lento despertar espiritual.

En otras muchas ocasiones sí nos encontramos con nuestra alma gemela, una persona que es completamente compatible a nosotros, con la cual tenemos un respeto mutuo que nace del corazón. Puede que en una encarnación estemos inconscientes de su significado, pero ya cuando nos encontramos en la recta final nos unimos a este ser para realizar conscientes el trabajo espiritual de la gran obra, desarrollamos con esta persona el trabajo espiritual, en pareja, y encarnamos con una misión determinada. Es posible que reencarnemos en el mismo lugar o a mucha distancia, dependiendo de la tarea encomendada.

¿Siempre nos encontramos con esta alma gemela?

Siempre, en todas nuestras encarnaciones nos encontramos con nuestra alma gemela. El tiempo varía según la misión de cada uno, puede ser una hora, un día, una amistad o una relación de por vida. Nuestra alma gemela siempre reencarna en el sexo complementario, gracias a un equilibrio y a un trabajo espiritual. En este sentido, si usted es mujer, su alma gemela será hombre, y viceversa.

El fin de todas las almas es la evolución, por esto, cada alma tiene una gemela correspondiente, porque únicamente la colaboración mutua en el camino espiritual y el contacto físico, astral y mental de las dos fuerzas puede despertar el poder y la conciencia. Los verdaderos resultados solo se ven en el trabajo de pareja, esto lo saben los maestros y los grandes iniciados; la culminación y la graduación en el desarrollo interno siempre se realiza con el alma gemela.

Si analizamos algunos párrafos de los libros sagrados, nos podemos dar cuenta de que la pareja, como unidad de progreso espiritual, es algo absolutamente necesario. De hecho, en muchos pasajes bíblicos Jesucristo habla del papel de la mujer y del hombre, y habla del trabajo de las almas gemelas para desarrollar el despertar de la energía crística interna.

¿Cómo identificamos el alma gemela?

Esto no es una ciencia, ni tiene guías explícitas para lograrlo, en cada caso son diferentes. Pero sí podemos recalcar que debe haber una compatibilidad intrínseca entre las dos partes. Esto no quiere decir que sean iguales, de hecho, los mejores matrimonios o uniones se dan entre personalidades transversalmente distintas, pero donde de base existe una compatibilidad tácita. El alma gemela está ante nosotros cuando desde el primer momento hay familiaridad, existe una intuición y un presentimiento que no tiene duda alguna.


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©