Numerología
Numerología

El universo es una operación matemática y está construido con bases numéricas.

Los nombres y las fechas de nacimiento corresponden a códigos numéricos exactos que nos marcan para toda la vida. La fecha de nacimiento es la clase del tiempo y el espacio en un punto determinado en el que tomamos un nuevo cuerpo; es la fecha que marca una señal que se repite únicamente una vez al año, marca un momento en el tiempo en el que compartimos la misma situación de la Tierra, la misma cara al Sol y la misma posición frente a la eclíptica y a las constelaciones del arco del cielo. La fecha de nacimiento es, entonces, el código numérico que demarca nuestra nueva llegada a la tercera dimensión.

El español, como otros idiomas, tiene 22 fonemas básicos, tal como el hebreo, el sánscrito, las runas, etc.; de aquí nacen los 22 arcanos mayores, relacionados con nuestra vida. La numerología puede calcular los mismos números analizados y entregados siempre, es decir: evolución, herencia, destino, personalidad, día de nacimiento, número del año actual y pronunciación del nombre, el superbenéfico y los nuevos de suerte y fortuna ajustados al tiempo actual, el estudio zodiacal y algo nuevo: el número ‘guía’, calculado con base en el nombre y los 365 números anuales, uno para cada día. Vemos que todo se relaciona, el valor de cada letra, la suma de nuestro nacimiento y el día exclusivo del año en el que nacimos.

Existe la posibilidad de que nuestra numerología sea idéntica a la de otra persona, finalmente, solo existen 9 dígitos, los arcanos mayores son únicamente 22 y los días del mes son máximo 31.


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©