Ángeles del Karma
Ángeles del Karma

En los mundos internos, en las dimensiones paralelas existen los ángeles del karma, seres avanzados y amorosos que observan el equilibrio de las acciones humanas.

Estos seres maravillosos no son como nos los imaginamos o como los vemos en estampitas o cartas, no son rubios, de ojos azules y alas de paloma, son presencias de energía mental y espiritual poderosa que restauran el equilibrio de los focos de desequilibrio kármico. Son, además, seres que enfocan mayormente su mirada y energía en nuestro niños, ancianos y personas desvalidas.

En la Biblia, en el capítulo 18 de Mateo, leemos una frase de Jesús, Nuestro Señor, que se refiere al tema en el verso 10: “(…) mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños, porque os digo que sus ángeles ven siempre el rostro de mi padre que está en los cielos”.

Esta es una frase maravillosa y llena de simbolismo, con la que podemos entender que los ángeles son capaces de leer el corazón del hombre y que miden y sopesan sus acciones e intensiones en la ley. Pero, sobre todo, podemos entender que los ángeles tienen especial cuidado y protección con los más chicos, a los que debemos dejar libres, en paz y cuidado.