El origen del conocimiento
El origen del conocimiento

Todos tenemos el potencial de despertar la energía ascendente sakti y en alguna de nuestras encarnaciones, en el momento propicio, cada uno de nosotros podrá hacerlo.

Para el despertar de la conciencia existen muchos caminos, pero la senda del tantra, encaminada hacia la energía sakti de los chakras, es la más rápida, clara y explicativa. El conocimiento sobre esta senda llegó a India a través de grandes corrientes de sabiduría y tiene un origen védico y dravídico, perteneciente a las ciudades secretas de Asia Central y de las regiones frías del Ártico.

El conocimiento fue entregado por los seres perfectos custodios de la Tierra con la intención de entregarle a la humanidad una herramienta más para subir un peldaño en los niveles evolutivos. Este conocimiento se legó en la modalidad de hipercubos astrales estructurados en mandalas: sistemas de imágenes vivas que llegarían a los templos sagrados.

En el proceso de ascendencia de la energía en espiral intervienen muchos aspectos: la sabiduría de la energía y la luz, la meditación profunda y especial de los chakras, el poder mental conducido, las imágenes áureas y los sonidos y mantras especiales del sendero de sakti.

Cuando la energía asciende y se abre paso a través de los chakras, despierta la sensibilidad espiritual en diversos aspectos, activa los sentidos internos y la mente entra en una carrera de perfeccionamiento maravilloso. Esa es la sagrada senda de donde se derivan los estados angélicos, contemplativos, búdicos y crísticos.

Todos nosotros, en algún punto de nuestra existencia, experimentamos dos iniciaciones muy importantes que nos abren paso al camino de la iluminación. El primero, que a veces es menospreciado, es cuando nos atraen irreversiblemente los temas espirituales, por lo que nos ponemos a investigar y a meditar. Es un momento clave en el que nuestro ser interno nos despierta y nos llama a comenzar el camino. La otra iniciación es cuando activamos el hilo de luz que se encuentra en estado de latencia en la cauda equina de la médula: la activación de la energía sakti que nos lleva al despertar de los chakras. En esta renovación de conciencia serán removidos hasta los aspectos más simples de nuestra vida.


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©