Caídos del cielo
Caídos del cielo

El misterio de las cosas que caen del cielo

Desde hace varias décadas se han venido registrando sucesos extraordinarios que no se han podido aclarar con certeza. Por ejemplo, alrededor del mundo han “llovido” diversas cosas del cielo, sin explicación o indicio aparentes. De muchos de estos sucesos nos hemos enterado, de otro sinnúmero, no.

A la fecha, hemos oído que en ciertas poblaciones han llovido peces, ranas y otros animales acuáticos, pero hay muchos más ejemplos; como el de hace unos siglos en el norte de Estados Unidos, cuando se registró una explosión durísima con un fulgor de luz que aumentó la claridad del día, seguido por la caída de un hongo gigante que rebotó, y que luego fue analizado por científicos de esa época.

Hasta el momento, la ciencia no ha podido explicar de manera satisfactoria estos sucesos. Muchos afirman que se deben a ciertas “trombas” o pequeños tifones que succionan del agua a estos animales y luego los botan en otro lugar, sin embargo, observamos que las poblaciones en que llueven estos animales están muy lejos del hábitat natural de estos. Es como si dijéramos que en Bogotá llueven congrios, sabiendo que existe una distancia extraordinaria.

Así mismo, no han habido realmente testimonios de personas que hayan observado estos tifones, todo lo contrario, muchos afirman que al momento de la lluvia de animales se percibe una brisa suave, o a veces sin brisa.

Las “lluvias” se han presentado en lugares como Francia, Alemania, Hungría y en estados como Kansas, Minneapolis y Minnesota, en Estados Unidos. En Argentina y Serbia han caído arañitas, que siguen vivas al momento de tocar el suelo, sin embargo, al alzar la mirada no se observa ningún objeto o máquina que las haya arrojado.

Estas lluvias han venido apareciendo en ciertos lugares con periodicidad, siendo los animales más frecuentes las ranas de colores verde, rosado o negro. Muchos afirman que son ovnis, otros que son seres con habilidades extraordinarias que logran mover o traer estas grandes cantidades de animales.

Hemos nombrado apenas unos cuantos ejemplos, pero de estos y muchos otros sucesos hay constancia histórica de fecha, lugar y hora. Increíble, ¿cierto? Todo un misterio.


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©