La Biblia cristiana
La Biblia cristiana

Lo que hoy conocemos como la Biblia, es un libro cristiano que consta de un Nuevo y un Viejo Testamento. Para los judíos no existe el Nuevo Testamento, sino el Tanaj, que es el mismo Antiguo Testamento, y la Torá, que son los primeros cinco libros de este, a los que conocemos como Pentateuco.

Así mismo, tienen la Mishná, el Talmud, el Shuljan, el Mishné y el Zóhar, que no forman parte de la Biblia que conocemos, porque la de hoy es cristiana, aunque no podemos desconocer la influencia judía: Jesús era judío y el Antiguo Testamento también; son dos religiones que comparten el mismo origen pero lo que las diferencia es el ministerio de Jesús, sus enseñanzas y la creación del Nuevo Testamento.

A pesar de ser esta la diferencia transcendental, encontramos muchas versiones de la Biblia. Mientras que el Antiguo Testamento se ha mantenido casi exacto, el Nuevo Testamento ha pasado por un sinnúmero de interpretaciones, agregados, recortados, suprimidos, y el mensaje de Jesús se ha desfigurado.

Es por eso que hoy encontramos biblias diversas. Si la nombran “Sagrada Biblia” es católica, pero si la llaman “Santa Biblia” es cristiana o evangélica. Son distintas y ahí comienzan las discusiones… que si es de esta editorial o de la otra, que si es la “versión del Nuevo Mundo”, que si es la de “Reina Valera” o que si obedece al Concilio de Trento, en la que incluyeron siete libros al Antiguo Testamento.

El mensaje de Cristo y sus respectivas versiones de la Biblia no son las de las sectas, sino las de cada 300 años.


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©