Pirámides potenciadas
Pirámides potenciadas

Antes que nada, debemos preguntarnos si las pirámides tienen poder. Y, sí, efectivamente, lo tienen. Son estructuras geométricas sencillas que, si se estabilizan en cierto rango de medidas, producen un campo energético diverso. Este campo depende del volumen escogido, de las medidas, de las alineaciones y de las posiciones.

La ciencia no es indiferente a esta teoría. Inclusive, existe una patente de 1960, de un inventor nacido en la República Checa, de un modelo a escala para afilar cuchillas de afeitar. Como este existen muchos ejemplos y observaciones científicas de personas de todas las nacionalidades que han experimentado con el maravilloso misterio de las pirámides y de su intrínseca energía positiva.

Personajes tan importantes como Lenin, Hitler, Einstein, Bhor, Openheimer, Newton, y otros, sabían de la exactitud mágica e inexplicable de las pirámides de Giza. Napoleón organizó una expedición y una vez llegó a Keops, entró solo a la pirámide, poco después salió asustado y cambiado en su apariencia, y dio la orden a sus acompañantes de no comentar el suceso. Todo está consignado en la historia.

Las pirámides de Giza fueron diseñadas por extraterrestres, tomando en cuenta las medidas del planeta y sus campos magnéticos, eléctricos y gravitacionales. Bajo este mismo concepto fueron construidas otras elaboradas pirámides, como las aztecas, incas, mayas, celtas, babilónicas, y otras que aún no se han descubierto.

Las pirámides no se pueden confundir con el modelo estable de construcción sepulcral. No. Son mucho más que eso, más aún, sabiendo de rituales de iniciación, desdoblamiento, comunicación con otras civilizaciones, rejuvenecimiento y registro de memorias de la naturaleza que eran una realidad en Egipto y Suramérica.

Y es que, si observamos a Imhotep, debemos llegar a la conclusión de que solo un viajero de las estrellas podría haber sido tan sabio, tener aquella figura tan particular y, sobre todo, durar tantos años en Egipto. Algunos, de hecho, creen que participó en la elaboración del complejo de Giza.

De todas las pirámides, la más perfecta es la de Keops, que ha sido utilizada en su proporción para hacer las pirámides potenciadas. Debemos saber que Keops (o “Yufup”, originalmente) fue un personaje muy especial, hijo de padre terrícola y madre extranjera, al igual que su hijo Kaef-Re, producto de la unión de seres extraterrestres, de sirio y terrícola. Todos nosotros descendemos de mezclas extraterrestres con humanos, y no solo de la Vía Láctea, sino de distintas galaxias.

¿Dónde está el poder de las pirámides? En su proporción, equilibrio, forma y evocación. El triángulo es una figura vibratoria que indica creación y nacimiento.

La manifestación trascendental de Dios está presentada en tres aspectos, concepto que se ve presente entre católicos, aztecas, mahometanos, budistas e hindús, entre otros. Los compuestos biológicos, por ejemplo, en su composición básica son: carbono, hidrógeno y oxígeno; o carbono, hidrógeno y nitrógeno, y la guía del crecimiento, conservación y destrucción es el triángulo o número 3.

El triángulo es a su vez el origen de la espiral, es la estructura guía del universo, del giro de las galaxias y de la emisión nuclear de las estrellas. El triángulo es la matriz donde se genera la espiral, y la pirámide, que es un triángulo en volumen, genera un espiral tridimensional. Si, además, el cuerpo es sólido, se genera la poderosa espiral tridimensional esperada.


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©