La clave perfecta para el éxito
La clave perfecta para el éxito

Muchas veces, la gente se decepciona al oír que un sahumerio, una esencia floral o un mantra son para elevar la vibración o limpiar el aura. A muchos les gustaría que este tipo de elementos fueran una solución mágica para sus problemas, un milagro embotellado en un pequeño y asequible recipiente.

Pero la felicidad y el éxito no son hechos milagrosos, son el resultado de un conjunto de condiciones especiales. El éxito y la abundancia se producen cuando una mente estimulada trabaja con orden, con objetivos claros y en un entorno apropiado, limpio y libre de energías negativas; trabajando con la fuerza mental a favor.

Los vegetales y sus elementales trabajan con la mente, limpian los ambientes y los adornan con buenas vibraciones, que tienen notas más altas y ricas de energía. Con una base como esta se produce el estímulo y el progreso, y es por esta razón que los sahumerios y las esencias se utilizan para la limpieza, para el aura, para el magnetismo y para el impacto mental. Por esto, el éxito tiene origen en trabajar con creatividad en la causa, en el terreno ideal.

Ahora bien, hay muchos que atañen el éxito a la inteligencia y a los niveles de estudio, pero tengamos claro que la inteligencia es una particularidad muy diferente al entrenamiento. Existen personas brillantes y hasta geniales que no tienen ningún título o diploma en su pared y, aun así, son increíblemente perspicaces y exitosas en su vida. En este sentido, el estímulo de la creatividad y la mente, con ayuda de plantas y aromas, no está limitado exclusivamente a aquellos con algún pergamino, todo lo contrario, son muchos los casos de personas muy preparadas con pésimo olfato para los negocios, mientras que conocemos algunas otras sin ningún entrenamiento con ideas especiales y negocios prósperos.

Lo anterior no quiere decir que el entrenamiento no sirva para nada (de hecho, facilita el aprendizaje y abre muchas puertas), pero no es la única clave para el éxito. Si buscamos ser prósperos, el estímulo de la mente y la buena vibración externa llevan al despertar físico, a estar alerta y perceptivos en nuestro entorno; nos da la base para emprender nuevos proyectos y para cristalizar las ideas y los sueños. Bañarse con plantas, quemar aromas y buscar la limpieza de la energía (con las plantas correctas y de la manera adecuada) despeja el camino y presenta las condiciones para el éxito.

Es necesario que entendamos que sí hay energías negativas y positivas, y que, efectivamente, podemos ayudarnos con la eficacia de las plantas y los aromas, pero debemos ser siempre muy objetivos y entender que, con una buena base, el trabajo con un objetivo fijo es lo que realmente nos llevará a la prosperidad y la abundancia.

El esoterismo exige de nosotros un filtro fino y agudo, las ciencias de la energía son verídicas y efectivas y deben ser practicadas con los elementos exactos, compatibles y legítimos para causar un verdadero despertar y un estímulo genuino que nos lleve a un estado de alerta. Solo así ocurrirá la materialización de una idea exitosa.


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©