¿Edificaciones en la Luna y en Marte?
¿Edificaciones en la Luna y en Marte?

Nuestra luna es todo un fenómeno extraordinario, no solo por su tamaño, distancia y efectos directos sobre nuestros mares, sino también por su “cara oculta”, ese lado misterioso que nunca vemos desde la Tierra.

La verdad es que el lado oscuro de la Luna ya no es tan misterioso. Muchos astronautas, técnicos y trabajadores retirados de agencias espaciales han generado un sinnúmero de declaraciones explosivas sobre las construcciones antiguas detectadas en Marte y en la Luna. Claramente, esto se ha mantenido en secreto, pues se afirma que la humanidad no estaría preparada para esta verdad. Si la realidad sobre la cara oscura de la Luna se diera a conocer, las interrogantes serían inmensurables y contradirían todos los dogmas establecidos, tanto religiosos como científicos e históricos.

Recordemos que en la ciencia ha habido muchos dogmas que han sido forzados a las comunidades y quien pensara diferente era tachado de inculto o retrógrado. Este es el caso de la teoría de Darwin sobre la evolución de los humanos desde el mico: cuando destacados científicos cuestionaron la probabilidad de esta teoría, fueron severamente rechazados y ridiculizados.

Hoy, gracias al desarrollo de la biología molecular, al descubrimiento del ADN y al estudio de las leyes de tiempos de evolución y adaptación, sabemos que otras teorías no son absurdas, que hay algunas mucho más probables. Ahora bien, si nosotros no sabemos esta verdad, es porque no estamos bien informados, porque no se nos ha compartido el conocimiento existente, pero la verdad saldrá tarde o temprano. Sobre la existencia de las edificaciones en Marte y la Luna existen, además de los testimonios antes nombrados, fotografías inéditas de estas construcciones, que se han filtrado a pesar de todas las restricciones.

Este no es un tema nuevo. Desde los años 50 se ha venido hablando de las construcciones en la Luna, como el Puente del Cráter, que mide 19 kilómetros, o de las edificaciones inteligentes, similares a edificios muy altos, que han sido detectadas por satélites de naciones avanzadas. Todos estos están organizados de forma geométrica y, sin lugar a dudas, fueron construidos por algún tipo de “inteligencia superior”.

Algunos científicos de renombre, como Glenn Seaborg, se atrevieron a afirmar que, desde las primeras misiones del Apolo a la Luna, y también de las rusas, se han descubierto huellas de vehículos de avanzada y algunas otras construcciones; elementos que se han mantenido en secreto.

A la fecha, ha habido una gran cantidad de expediciones a la Luna y en la gran mayoría se han divisado todo tipo de construcciones. Sin importar qué tanto quieran ocultar la verdad, es una realidad que gran cantidad de información se ha filtrado al público, que viene de fuentes muy destacadas, de científicos reconocidos y de astronautas jubilados que se han atrevido a dar a conocer todo este conocimiento, arriesgando su carrera en el proceso.

Las evidencias son increíbles, ya no es posible ocultar lo que ocurre, han descubierto huellas, túneles, puentes, cúpulas, edificios, toda clase de anomalías; y esto es de tal magnitud que, por seguridad, los organismos que controlan las tripulaciones y las misiones han resuelto hablar en clave, pero al oír cualquier conversación, es evidente.


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©