Carros voladores, arcas flotantes e islas que levitan
Carros voladores, arcas flotantes e islas que levitan

Carros voladores, arcas flotantes e islas que levitan en los libros sagrados


En los libros, escritos y narraciones de todas las religiones milenarias, incluida la Biblia, se encuentra un sinnúmero de pasajes que hablan y describen elementos tan maravillosos como arcas de fuego de luz fría, carros poderosos, redondos, alargados, tan grandes como un palacio o una ciudad, con habitaciones, con compuertas, con muchas personas, con poderes sorprendentes que se escapan de la mente; carros con el poder del fuego, que aparecen y desaparecen súbitamente, y seres poderosos del cielo que descienden de aquellos.


Uno de los escritos tradicionales y religiosos más sorprendentes es el Mahabharata, la gran epopeya hindú, de la cual nosotros conocemos un fragmento muy famoso: el Bágavat Gita.


En todo el Mahabharata se habla de viajes lejanos a bordo de los vimanas o de naves antiguas de los dioses, se cuenta que el mismo Aryuna viajó más allá del Sol para comprender el misterio de las esferas, fue hasta el mismo origen de sus padres para entender la construcción del universo y luego explicarla a su civilización.


En la Biblia encontramos una narración muy parecida a la de Aryuna: la historia de Abraham, narrada en uno de los apócrifos más conocidos y polémicos del Antiguo Testamento: El evangelio de Abraham. En ella se narran cosas tan detalladas como que “Abraham contempla la redondez de la Tierra desde una nube también redonda”. Y esto de la nube redonda también es aplicado a Enoc y a Ezequiel, en esa misma tradición hebrea.


En las descripciones del Zohar de la Cábala hebrea encontramos también una detallada narración sobre una máquina de otro mundo, un artefacto comunicado con las almas de los ángeles, en sintonía con su energía. Esto es un tema de avanzada y tendría que decirles en este momento que las neuronas y el ADN son en realidad tejidos inteligentes, con la memoria exacta para reconstruirse y perpetuarse y para entrar en conexión inalámbrica con otros sistemas a distancia y con estructuras distintas.


En el futuro, los computadores serán de tejidos o materiales biológicos y los distintos seres y superficies vivas podrían servir de pantallas de exposición, recibirían datos con solo tener el atributo de la vida. Esto aún no lo entendemos, por la situación de conciencia, pero más adelante será normal.


Aparte de los libros sagrados y otras narraciones, encontramos muchas más evidencias de la existencia de seres superiores en elementos de la antigüedad. Alrededor del planeta se han descubierto figuras, pintadas y talladas, que representan seres con otras tecnologías, que con claridad llevan cascos, tanques, trajes, guantes y hasta conexiones con máquinas u otros artefactos. Este tipo de ilustraciones las encontramos, por ejemplo, en las pirámides egipcias, en Baalbek, entre los elementos de la cultura maya, entre los tassili del Sahara y entre los iniciadores del shinto en Japón.


Es un hecho que seres superiores de otros mundos no solo están aquí, sino que nos han acompañado siempre.


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©