Ceremonia de San Juan
Ceremonia de San Juan

La Ceremonia de San Juan se celebra el 23 de junio
San Juan corresponde a un momento magnético especial de la tierra, muy próximo a la iniciación del verano.
Es el día de las fuerzas elementales de la naturaleza, fiesta de la vibración positiva y exaltación energética de luz y fuego.

CEREMONIA DE SAN JUAN HILDA STRAUSS®

RESEÑA HISTÓRICA


SAN JUAN corresponde a un momento magnético especial de la tierra, muy próximo al punto de iniciación del verano. Es el día de las fuerzas elementales de la naturaleza, fiesta de la vibración positiva y exaltación energética de luz y fuego.
En todos los pueblos existía la celebración de SAN JUAN.  Los Celtas heredaron esta tradición de sus antepasados hiperbóreos y la propagaron por Europa.  En Roma era la antigua fiesta de Palilia o entrada de los Aryos. Posteriormente fue asociada a San Juan Bautista (el que anuncia la llegada de la luz del mundo, es decir, el advenimiento de Jesús el Cristo).  La celebrción de SAN JUAN llega a América y es conocida en todos los países del mundo.

El 23 de Junio es la fecha propicia para efectuar operaciones energéticas utilizando fuego de cualquier origen y plantas, debido a que se avivan especialmente gnomos, hadas y devas, por tal razón, es el tiempo ideal de baños, aromas, consagraciones del fuego y cierres a elementales, con el fin de atraer suerte y optimismo, pedir en oración al padre por las necesidades materiales y espirituales y alejar fuerzas nocivas y poderes negativos.

La práctica de la Ceremonia del Helecho Macho realizada dentro de la Ceremonia de San Juan es una antigua ceremonia de Rusia Menor, perteneciente a las civilizaciones polares Celtas que poblaron el norte de Europa y Asia, de allí fue propagada al resto del mundo. El ritual en aquella época se denominaba "La búsqueda de la flor del Paporot" (obviamente el helecho no florece, la flor significa la fuerza elemental). Del helecho macho hablaron: Basilio, Valentín, Nicolás, Flamel, Paracelso, Gubernatis, etc. Ellos comentan, a partir de la tradición Celta, que la noche del 23 de Junio es posible encontrar la buena fortuna "buscando las semillas de Paporot y purificándose con humos, baños y fuego". Es tan antigua la ceremonia del helecho, que no puede ser atribuida a ninguna secta o grupo místico.
Su origen tiene más de tres mil años y es extendida y generalizad la práctica conocida como la fiesta de SAN JUAN.  Actualmente no hay país que no tenga una celebración especial este día.


PRÁCTICA DE LA CEREMONIA DE SAN JUAN


SAN JUAN es la fiesta particular de los helechos y lirios, de las maderas aromáticas, las plantas de la buena vibración, el fuego sagrado y el rocío.  Lo ideal es desarrollar la práctica completamente (baño, aroma, consagración del elemental, consagración del fuego y cierre del rocío).

ELEMENTOS DE LA PRÁCTICA


- Un helecho macho.
- Una planta de lirio común (flor de cualquier color).
- Un mantel blanco.
  Una varita de madera y bolsitas de tela verde.
- Un plato de porcelana o cristal, con agua.
- Sahumerio CEREMONIA DE SAN JUAN
- Baño CEREMONIA DE SAN JUAN
- VELAS DE GHÎ



CEREMONIA DE SAN JUAN  Baño


La energía de los baños se encuentra en el cuerpo físico de las plantas; el elemental impregna con su fuerza, raíz, tallo, hoja, flor y fruto, y les confiere todo su poder y magia; el magnetismo particular de su especialidad elemental.  En la "CEREMONIA DE SAN JUAN Baño", las plantas deben ser sabiamente escogidas y mezcladas: Al perfecto diseño de la mezcla, recolección, secado y contenido de aroma, se debe en gran medida su eficacia.
El objetivo primordial de la "CEREMONIA DE SAN JUAN Baño" es vivificar, transformar y restaurar la luz del aura humana, posibilitando de esta forma la atracción de vibraciones positivas, la concentración mental para administrar correctamente los bienes materiales y alejar la pobreza a todo nivel.  Para el día de SAN JUAN, a la mezcla de las plantas es adicionada Altamisa, una de las hierbas poderosas de SAN JUAN, que tiene el doble efecto de proteger y exaltar el aura.

INSTRUCCIONES

- Deposite el contenido de plantas en la bolsa de velo.
- Anude la bolsa de velo con fuerza y cierre las plantas con la bendición esotérica.
- Caliente dos litros de agua hasta hervir, retire del fuego y deposite dentro del agua la bolsa de velo con las plantas.
- Tape hasta que esté casi fría.
- Báñese con agua y jabón y por último realice un enjuague con el baño de SAN JUAN (medio litro), deje un minuto, luego séquese normalmente.

El contenido alcanza para 4 personas, antes del baño puede calentarse sin exageración hasta que esté tibia.
Hacer el 23 de Junio a cualquier hora del día.

CEREMONIA DE SAN JUAN  Sahumerio


Las maderas olorosas son de claro efecto de transformación. Tanto leños como cortezas tienen la propiedad de transformar la luz astral y la atmósfera de un ambiente. Si es externo (fogatas) aleja y transforma las entidades negativas y limpia la opacidad de la luz astral por causa de fuerzas negras del lugar, si es al interior de un recinto, limpia y da brillo al aura astral de quienes lo habitan y a todo lo que contenga (muros, muebles, pisos, techos, etc.).

El día 23 de Junio sahume la vivienda o el sitio de trabajo, en la mañana y en la noche o por lo menos a las 10:00 p.m. dejando también que el humo impregne el mantel blanco sobre el que se recogerán las semillas del helecho.

En el sitio donde va a realizar la práctica del Helecho Macho, disponga una superficie aislante del calor para poner el pebetero, plancha caliente o brasas, sobre las cuales debe dejar caer el contenido del sobre "CEREMONIA DE SAN JUAN Sahumerio" hasta obtener humo aromático.

ILUMINACIÓN GHΠ Velas


Las VELAS DE GHÎ son ideales para lograr la preparación del ambiente cercano, antes de un cierre, práctica con elementales o meditación. La mantequilla clarificada representa la agilidad y claridad de la mente y como resultado la iluminación.

Consagración del fuego:  El día de SAN JUAN encienda las VELAS DE ILUMINACIÓN GHÎ y haga sobre ellas el cierre esotérico en el nombre de IOD-HE-VAU-HE (bendición).  Si hace la práctica del helecho, consagre el fuego cerca de la planta diez minutos antes de la media noche.

Como preparación, medite con la llama de GHÎ varias veces; los días antes de las prácticas de SAN JUAN.



PROCEDIMIENTO  CEREMONIA DE SAN JUAN


1. En la mañana del 23 de Junio debe hacerse el baño (CEREMONIA DE SAN JUAN  Baño).

2. A las 10:00 p.m. debe hacer el desahumerio (CEREMONIA DE SAN JUAN Sahumerio) en todo el recinto y sahumar el mantel blanco en el que se recogerán las semillas.

3. Quince (15) minutos antes de las 12:00 p.m. coloque las manos en la tierra cerca del helecho, cierre los ojos y ordene al elemental, con mucho amor, que nos conceda su energía y, si es posible, las semillas.  Las manos las coloca la persona que dirige la ceremonia.

4. Trace un círculo con la varita de madera alrededor del helecho y luego entiérrela dentro de la circunferencia trazada. Tenga cuidado de cerrar la línea tocando las 2 puntas.

5. Coloque la planta de Lirio dentro del recipiente con agua (hay que
sembrarla después).  Encienda al lado las VELAS DE GHÎ y haga la consagración del fuego.

6.  Dos (2) minutos antes de las 12:00 p.m. cierre el helecho (con la bendición esotérica), hunda las manos en la tierra suavemente y con agilidad, de vuelta a la planta hasta encontrar el punto donde la tierra se hace blanda y comienzan a brotar las semillas. Recójalas con tierra y todo pues el tiempo apremia.

7. Otra persona debe tener listo el mantel para recibir  las semillas, si la operación no es rápida éstas pueden desaparecer.  Despreocúpese del desorden.

8.  No dañe ni arranque la planta y no maltrate las hojas, las semillas salen o brotan espontáneamente.

9. Limpie las semillas (sin lavarlas con agua), cuéntelas y repártalas entre los presentes.

10. Guárdelas en las bolsitas de tela verde y bajo ninguna circunstancia las puede volver a ver, cierre y cosa la bolsita para siempre. Tenga cuidado de guardarla en un lugar secreto o llevarla permanentemente consigo.

11. Se recomienda realizar esta ceremonia muy bien vestidos, limpios, perfumados y con joyas, debido a que el elemental es fastuoso y elegante. El gnomo del helecho es sensible a la limpieza y a la disposición estética del vestido de los participantes en la práctica. Si no consigue obtener las semillas, no se preocupe, recuerde que el solo hecho de estar presente esa noche en la ceremonia del helecho macho, le confiere la limpieza del aura y el poder mental necesario para hacer que su vida sea próspera y positiva.


HELECHO MACHO (fotografía de referencia)

Helecho Macho

ORACIÓN PARA LA CEREMONIA DE SAN JUAN