Práctica del Cordón Azul para San Juan
Práctica del Cordón Azul para San Juan

Se realiza el 23 de junio.

Previamente se deben hacer el sahumerio y el baño de la Ceremonia de San Juan, como preparación para la práctica.
Procedimiento:
Se escoge una planta que tengamos en el jardín o en la casa (pino, diosme, novios, etc.).
Se consigue una ramita de albahaca y una hoja de mano de Dios o Lirio.
Un litro de agua en un recipiente de cristal.
Un cordón o una cinta azul rey de 1 metro de largo.
Una caja de Velas de Ghî
Faltando 10 minutos para las 12 de la noche en San Juan se encienden Velas de Ghî y se coloca el cordón azul alrededor de la planta escogida de la casa. Aparte, en el recipiente de vidrio con el agua se depositan la hoja de mano de Dios y la ramita de albahaca, se bendice con el cierre y a las doce en punto se riega la planta con el agua, comunicados mentalmente con el elemental y pidiéndole que bendiga nuestra casa con prosperidad y abundancia, poner la ramita de albahaca a secar y después de seca guardar en un sobre, lejos de la curiosidad ajena. El cordón azul se quita luego de regar la planta, pero mientras lo hace las dos puntas de la cinta o cordón deben estar en contacto. La hoja de mano de Dios se deshecha, con esta planta se pretende tener un foco o centro de energía positiva en casa, magnificado con el aura de la mano de Dios y la albahaca.
El cordón tiene la finalidad de cerrar la energía de la planta durante la práctica energética, esta fase o paso de la operación elemental es muy vieja, la hacían los Druidas en Irlanda y los Hindúes hace miles de años, de esto habló en varias oportunidades Helena Blavatzki, es un cierre de cordón o cuerda para obligar a concentrar la atención del elemental. Estas prácticas no son raras ni misteriosas, simplemente en presencia del fuego y el agua, se da una orden-súplica a determinadas fuerzas elementales con el fin de que trabajen en ciertos aspectos. La energía de la mano de Dios es de protección, la energía de la albahaca es de luz y fuerza y la planta escogida es una fuerza elemental de Cauce o guía, una fuerza viva que mantiene en pie la orden. Todo tiene una razón de ser y todo está basado en procedimientos antiquísimos de los viejos patriarcas que nos enseñaron en la antigüedad acerca de la existencia de los elementales y la forma de trabajar con ellos.
(La práctica es Celta de la Isla de Mamm, entre Irlanda e Inglaterra, justo en el mar de Irlanda).