Complejo B, minerales y otras vitaminas
Complejo B, minerales y otras vitaminas

Todas nuestras células obedecen al sistema nervioso y, cuando el cerebro funciona perfecto, el resto del organismo está balanceado y saludable.

Cuando tenemos un desbalance nutricional, nuestro cuerpo comienza a mostrar síntomas muy específicos: se nos ve desanimados, con mala memoria y cansancio crónico; sufrimos de ansiedad, estrés, déficit de atención, apatía y depresión.

Ahora bien, una dieta balanceada y complementada con vitaminas y minerales aumenta nuestro rendimiento físico y mental, y mejora nuestro bienestar y concentración.

El complejo B (vitaminas B1, B2, B3, B6 y B12) es un grupo de vitaminas esenciales para la salud, pues son importantes en el metabolismo de los azúcares y las harinas. Son además indispensables para el crecimiento de los adolescentes y son reconstituyentes en los mayores.

  • Vitamina B1: para mantenernos despiertos, llenos de energía y vitalidad.
  • Vitamina B2: para mantener el equilibrio de la sangre.
  • Vitamina B6: para la absorción de proteínas.
  • Vitamina B12: para el sistema nervioso y el metabolismo, esencial para los que están en dietas, en regímenes, o son vegetarianos o veganos.


Consumir complejo B de manera adecuada trae muchos beneficios para el cuerpo, como:

  • La piel se hace más fuerte, queda preparada para cicatrizar mejor en caso de heridas.
  • Interviene en la salud de las glándulas y de los neurotransmisores.
  • Favorece el sistema inmune, fortalece el cuerpo frente a bacterias, virus, parásitos y tumores.

 

El zinc es un mineral clave para nuestra salud, un oligoelemento importantísimo para el sistema nervioso. Se caracteriza por ser antiestrés y antidepresivo, ayuda a normalizar el sistema nervioso de los estados ansiosos.


Otros beneficios del zinc:

  • Mejora la digestión, ayuda a la producción de sustancias que desdoblan las grasas y los carbohidratos.
  • Es excelente para la memoria y para la concentración.
  • Mejora el estado de ánimo.
  • Es rejuvenecedor y prolonga la salud.
  • Fortalece los músculos y ayuda a aliviar dolores musculares por tensión, estrés o ejercicio.


Al consumir zinc junto con complejo B, notamos que sus beneficios no solo se potencian, sino que aparecen nuevas bondades. Esta maravillosa combinación de vitaminas y minerales ayuda a recuperar las uñas y el pelo, y es perfecta para regular la absorción en la digestión.

Al sumarle vitamina C a esta combinación, se activa el sistema inmune y todas sus glándulas relacionadas, razón por la que es tan buena para el desarrollo y crecimiento de los jóvenes. Cuando el zinc se une al calcio, aumenta y mejora su absorción.

La combinación de vitaminas B1, B2, B3, B6, B12, vitamina C, calcio y zinc defiende la salud de los glóbulos rojos y de todo el sistema nervioso, tanto de neuropatías o dolores de las extremidades, como de temblores.

En definitiva, consumir esta mezcla de vitaminas y minerales es realmente bueno para nuestra salud, complementa nuestra dieta y nos llena de energía.

 

 

Conoce nuestra Complejo B con todos estos beneficios:

 

 


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©