Baños y sahumerios
Baños y sahumerios

Existen cosas simples o eventos sencillos que nos pueden cambiar la vida de manera muy positiva y que marcan una diferencia real en nuestro diario vivir.

En tiempos pasados, las madres sabían leer muy bien a los integrantes de su familia, identificando con señales particulares algún desequilibrio en la persona. Si sufrían de debilidad, al desayuno les hacían un reconstituyente general, o si perdían mucho peso, rápidamente les hacían baños de mano de res o baños de hierbas, si estaban sin energía.

Estos conocimientos ancestrales, pasados de generación en generación, tienen diversos orígenes y no se les pueden adjudicar a un solo grupo de personas. En el Ayurveda, por ejemplo, se recomiendan cientos de baños, con fórmulas exactas, pues los vedas sabían de ciertas incompatibilidades. Los mismos conocimientos de aromaterapia natural los tenían los chibchas en Colombia, los aztecas en México, los incas del Perú y los mapuches de Chile.

Los beneficios de la aromaterapia son reales y decenas de testimonios afirman con alegría que su vida dio un vuelco positivo tras usar los baños y sahumerios de Hilda Strauss. Y es que el objetivo central de los baños y sahumerios es hacer un cambio radical de la energía.

banosysahumerios

Los baños
Los baños son una infusión o cocción de una mezcla específica de hierbas o flores que se aplica directamente sobre el cuerpo, donde se produce una cámara de vapor durante el procedimiento. Los baños nos impregnan la piel de aromas, cambiando el cauce energético y donde el aura se desaloja de corrientes que nosotros no percibimos. Además, los aromas se perciben por la nariz y el cerebro, relajándonos mental y físicamente.

Producen tres efectos fundamentales:

  1.  Piel: los receptores de la piel captan los aromas produciendo un efecto relajante.
  2.  Olfato: los receptores olfativos perciben las esencias y cambian la energía del cuerpo.
  3.  Aura: la luz astral del cuerpo reacciona favorablemente con los aceites esenciales.


Para elaborar los baños debe hacer una infusión del contenido (la infusión es el proceso en el que las plantas liberan sus principios activos en el agua caliente). Para ello, coloque el contenido del baño en una olla de agua y espere a que esta se caliente (no hirviendo), con la tapa puesta para evitar que se escapen los aromas. Luego, debe lavarse el cuerpo con esta cocción.

La elaboración de los baños puede ser un poco compleja, pero se requiere hacerla de esta manera, ya que es la única forma de conservar las esencias exactas y las cantidades necesarias.

Los sahumerios
El sahumerio es una mezcla de humo y vapor que entra en todos los rincones de la casa u oficina, completando la limpieza ambiental energética.

Para quemar un sahumerio es ideal hacerlo sobre carbones vegetales encendidos. Basta con poner el carbón cerca de una llama o sobre la estufa. Cuando estén encendidos, retírelos cuidadosamente y deposítelos sobre un recipiente metálico con agujeros. Coloque el recipiente sobre una bandeja que recoja los residuos que pueden caer.

Sobre este carbón caliente, agregue poco a poco el contenido del sahumerio. Tenga cuidado de no quemarse durante el proceso y de poner el recipiente sobre una superficie aislante (ladrillo, piedra o mármol).

Debe iniciar con el Baño de Plantas Fuertes, que desaloja todos aquellos residuos negativos del aura. Todo este proceso debe hacerlo muy concentrado y con actitud positiva.

En cuanto a los sahumerios, si nunca ha hecho uno, le recomendamos el Sahumerio de Purificación, para limpiar y desterrar las fuerzas negativas de su hogar.

Si siente que su vida está quieta, que no tiene un cambio transcendental, que además está agobiado por problemas o que siente que su familia se divide, que la relación con su pareja no funciona o que sus hijos no cuentan con estabilidad, es hora de hacer un alto y apoyarse en el milagro de los aromas y las plantas. Los testimonios sobre el cambio energético son verdaderamente impresionantes.

Conozca más sobre la serie completa de baños y sahumerios en:

Baños, sahumerios y velas

sahumerios y baños

 

 


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©