La vida de Disney
La vida de Disney

La vida de Walt Disney ha sido siempre un misterio, rodeada de misticismo y teorías. Lo cierto es que llevaba dos vidas, una privada y oculta y otra muy distinta que mostraba en público.

En su vida pública, sus viajes a América y Europa eran considerados de inspiración para un creativo de su talante, pero la verdad es que Disney fue un ocultista con todas las de la ley. Él conocía muy bien las culturas de los indios norteamericanos dakotas, navajos, cheyenes y miamis. En Argentina sabía del remanente gaucho, y sus nexos con Francia siempre fueron muy fuertes, sin alejarse nunca de sus ancestros y sus conocimientos.

Se dice que Disney nació el 5 de diciembre de 1901, pero lo más probable es que fuera en 1898 en Lorena, Francia. Por cuestiones políticas, unos años después fue puesto en custodia de Elías Disney y terminó mudándose a una finca en Missouri, Estados Unidos, con su hermano biológico Roy y tres hermanastros hijos de Elías.

Unos años más tarde, la familia se mudaría a Kansas y fue allí, en el año 1910, que Disney comenzó a interesarse por el dibujo y el teatro. Después de enlistarse en el Ejército y salir en el año 1919, montó su primer taller de artes con su amigo Ubbe, excelente dibujante de origen holandés.

Basándose en las ideas de cine de Edison y en los trabajos de animación de Europa y América, perfeccionó las teorías y las convirtió en una nueva industria tecnológica estadounidense de animación de caricaturas.

En 1922, Disney proyectó su primer dibujo seriado: ‘Laugh-O-Gram, historia de niños y gatos’. Después, muchas series de ‘Alicia’ y luego comenzaron los dibujos de perros, gatos, pájaros y demás, que darían vida a ‘Oswald, the Lucky Rabbit’, el precursor de todos los futuros trabajos, que fue 50% diseñado por Ubbe y 50% por Disney. Luego de ‘Oswald’ nació ‘Mickey’, 80% de Ubbe, 20% de Disney.

En 1934, Disney realizó un viaje a Europa Oriental y, aparentemente, viajó a India y, tras conocer a un maestro importantísimo, incrementó con mayor interés su estudio y práctica de los conocimientos esotéricos.

Hubo muchísimos artistas que trabajaron de la mano de Disney durante su carrera, algunos son: Walter Lantz, (creador de ‘Loquillo’), Gary Cooper, Stan Laurel y Oliver Hardy, Ted Sears, Spencer Tracy, Marlene Dietrich, Judy Garland, Elsa Lanchester, Shirley Temple, Leopold Stokowski, Igor Stravinski, Kathryn Beaumont (la niña original en quien se inspiró Lewis Carroll para hacer ‘Alicia en el País de las Maravillas’), James Mason, Julie Andrews, Dick Van Dyke, Ronald Reagan, y otros cientos.

Lo maravilloso de Disney, más allá de su gran talento gráfico, es que todas las películas y series muestran un gran significado y contenido oculto:

  • Personajes antropomorfos
    El principio antropomorfo de los personajes diseñados por Disney se basó en su observación de los espíritus elementales de la naturaleza, sus formas y comportamientos.
  • Los cuentos europeos de los hermanos Grimm y Andersen
    Disney comprendió el significado oculto de los textos originales de cuentos como ‘Blanca Nieves y los siete enanitos’, ‘Pinocho’, ‘La Bella durmiente del bosque’ y ‘Cenicienta’, y lo acopló y reformó a caricaturas, con el fin de despertar en los niños el ánimo de la pregunta “¿esto podría ser cierto?”. En todos estos cuentos hay mantras, simbolismos de la Divina Madre, de elementales, de príncipes que simbolizan el espíritu y de princesas que simbolizan el alma. También se encuentran las brujas que representan la muerte, las hadas que representan el trabajo de evolución y los castillos que personifican el cuerpo y la energía. Los espejos significan clarividencia y el cuerpo astral. Inclusive hay representaciones de la conciencia, como ‘Pepe Grillo’.
  • Sonido y mantras
    En ‘Fantasía’ se muestra el rastro astral dejado por el sonido, mientras que en ‘Mary Poppins’ se pronuncian mantras (locomoción sustitutiva “Treguna Mekoides Trecorum Satis Dee”) con los que se practica magia pura y se muestran las propiedades del cuerpo astral en el estado del tiempo.


Disney recibió un total de 31 premios Oscar de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, además de otros grandes reconocimientos, como la Medalla Presidencial de la Libertad y muchos diplomas de artes, dibujo y diseño.

La muerte de Disney sigue siendo todo un misterio, con gran cantidad de especulaciones y teorías. Algunos dicen que, al haber estado tan ligado al misticismo y las prácticas orientales, en 1964 se incineró a sí mismo. Otros dicen que fue raptado por un ovni y algunos afirman que mandó a congelar su cuerpo para ser revivido en un futuro.

Todo apunta a que murió a finales de 1964, pero la historia dice que fue en California en el 66. La razón nunca se sabrá, pero lo cierto es que su hermano Roy sí logró ocultar su desaparición durante casi año y medio.

 

 


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©