Los Reyes Magos y el Oráculo de Histaspes
Los Reyes Magos y el Oráculo de Histaspes

Lo que conocemos hoy como la historia de los Tres Reyes Magos se basa en las pocas líneas que aparecen en la Biblia. Curiosamente, no aparecen en todos los Evangelios y persiste la duda de por qué es tan limitado el relato si fue tan importante.

Podemos considerar que esto se debió al gran miedo de los cristianos, de hace siglos, frente a la posible herejía que podría representar este relato, ya que es en sí un misterio e involucra tradiciones y creencias ajenas al cristianismo.

Sin embargo, para el cristianismo primitivo ese miedo no existía. Un ejemplo maravilloso es el de Clemente de Alejandría, conocido padre de la iglesia primitiva, quien recomendaba a los jerarcas de su época, doscientos años después de Cristo, revisar y averiguar acerca de los famosos ‘Oráculos de Histaspes’, que narraron las predicciones exactas sobre la llegada de Jesús, y eran de origen mazdeísta.

Y es que no solo los Oráculos de Histaspes, sino también otros apócrifos y textos, fueron considerados heréticos después del año 300 d.C., cuando antes no lo fueron. Curiosamente, en ellos se dejan en evidencia grandes organizaciones ocultas, negativas y manipuladoras, como también la existencia de hermandades blancas, portaestandartes de la verdad.

El Oráculo de Histaspes ha sido altamente estudiado y se ha determinado que es precristiano, de por lo menos quinientos años antes de Cristo.Fue el mismo Zoroastro quien lo dictó a sus discípulos y esto lo saben hoy los parsis en Oriente entero, tanto en Irán como en India y Pakistán.

En el Oráculo de Histaspes se habla con claridad de la llegada del Salvador, quien nacería de una virgen purísima y cuya señal de nacimiento aparecería en el cielo en forma de estrella. Dice además que esa luz, más brillante que el Sol, se detendría sobre su cabeza y que provendría de sus propios padres del cielo negro y azul. En la misma profecía se da el mandato clarísimo de ir a visitarlo. Fueron los mismos descendientes de Zoroastro quienes, 500 años después, irían a Tierra Santa a llevarle presentes, sacerdotes y reyes de Parsis, de las antiquísimas tradiciones del Avesta y del culto de ahura-mazda.

En el manuscrito de Histaspes se dio orden de llevar el conocimiento del fuego y un misterioso ‘Libro del hijo’, que sigue siendo todo un enigma. En el libro armenio, ‘El libro del Niño Jesús’, escrito hace más de 1.600 años y conocido por los ocultistas, se habla de este obsequio tan especial a la virgen María y a san José, hecho de oro, con pigmentos rojos y azules sobre vitela de cabra.

Este obsequio, también conocido como ‘El libro de Set’, no tiene origen egipcio como muchos creen: en la cultura egipcia, Set representa al dios de las fuerzas del mal y la furia de la naturaleza; en cambio, en las tradiciones hebreas, Set es el tercer hijo de Adán y Eva.

Recordemos que al hablar de Adán y Eva estamos refiriéndonos a una civilización, a una raza y sus hijos o grupos humanos. Entonces, cuando hablamos de ‘El libro de Set’, que fue llevado por los Reyes Magos hasta el lugar del nacimiento de Jesús, nos referimos al Set hebreo.

Por esta razón, nos preguntamos: ¿qué dice ese libro de los hijos de Adán que fue llevado a Jesús por los magos?, ¿qué relación existía entre los hebreos y los parsis?, ¿qué relación existe entre los magos, que eran bastantes, no solo tres?, ¿cuántos eran los magos y de dónde llegaron?, ¿qué era esa estrella de la que hablaba el Oráculo de Histaspes?, ¿qué serían esos presentes (el incienso, la mirra y el oro y el libro)?

 

 


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©