¿Por qué nos ocultan los descubrimientos en Marte?
¿Por qué nos ocultan los descubrimientos en Marte?

Hablar de Marte es interesantísimo. Existen muchas preguntas y enigmas ocultos y cientos de misterios que, cuando más se intentan ocultar, más parecen destacarse.

Desde hace mucho tiempo, se piensa que en Marte ha existido vida, y no solo aquella de bacterias simples, sino inteligente. Marte es el planeta más parecido a la Tierra, por lo que este pensamiento no es nada extraño.

En 1976, sondas norteamericanas llegaron a un valle marciano al que denominaron Cydonia. Lo maravilloso de esta expedición es que las sondas descubrieron una cara gigante, de más de dos kilómetros, que se parece mucho a la esfinge de Gizeh, en Egipto. Quienes la descubrieron y la catalogaron fueron dos reconocidos ingenieros de la universidad de Berkeley: Vincent Di Pietro y Greg Molenaar.

El rostro es monumental y generó gran sorpresa, al igual que las pirámides que se encontraron muy cerca, que además tienen la misma disposición que las pirámides de Egipto. Recordemos que siempre se ha creído que estas últimas fueron creadas por inteligencias extraterrestres.

Cuando estos descubrimientos se hicieron públicos, hubo un gran escándalo en los medios, y ocurrió algo que no nos sorprende: los científicos fueron callados y la Agencia Espacial Norteamericana publicó varios comunicados en los que explicaban que el rostro estaba formado por una coincidencia de luces y sombras, mas no era una construcción.

Desde entonces, se han creado todo tipo de agencias y organismos, tanto gubernamentales como privados, que se especializan en el estudio y detección de la vida extraterrestre. Entre ellos, está el grupo dirigido por el astronauta Edgar Mitchell, sexto hombre en pisar la Luna, que se ha dedicado a entrevistar y a recopilar testimonios de personas que han experimentado el fenómeno ovni, tanto gente del común como astronautas y militares de todos los rangos.

Existe una imagen muy famosa en la Nasa que muestra un óvalo perfecto y la sombra, también perfecta, que este generaba sobre la superficie de Marte. Han intentado ocultarlo, pero la evidencia es contundente.

Es entonces que nos preguntamos si todas esas expediciones fallidas a Marte fueron realmente una pérdida de tiempo y recursos, o fue realmente un autosabotaje para ocultar algunas verdades.

Si se trata de lo segundo, nos preguntamos por qué nos ocultarían estas verdades y qué impacto tendrían sobre nuestra sociedad. La realidad es que el impacto sería enorme, la humanidad entraría, muy seguramente, en un pánico incontrolable, habría grandes cambios en el comportamiento de la sociedad y, sobre todo, en la concepción religiosa y espiritual.

Ahora bien, información sobre ovnis, objetos extraterrestres y otras pruebas de vida inteligente nos han llegado lentamente, pero cada vez vemos más información, más pruebas, más dibujos en campos de cereal y fotos que simplemente no se pueden negar.

Esto nos lleva a intentar entender una realidad que parecería una locura, pero que es cierta: nos están preparando para decirnos la verdad, nos dicen cosas de a poco, para así minimizar el impacto final.

Tendremos que cambiar nuestra mentalidad, comenzar a movernos hacia la verdad. Ya el gran cambio se está viendo, los jóvenes ponen todo en duda, científicos e investigadores ven más allá de lo obvio y están exigiendo respuestas y explicaciones claras a muchos de estos misterios.

Y es que ellos saben que las respuestas no tendrán mucha demora. Estamos entrando al gran cambio espiritual; un cambio con evidencia, con testimonios; un cambio en el que los dogmas han quedado atrás.

La era del Ser ha llegado, la humanidad está dando el gran paso hacia el cambio espiritual.

 

 


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©