Cómo cuidar correctamente la piel
Cómo cuidar correctamente la piel

Cuando hablamos de nuestra piel y su cuidado, existen un sinnúmero de pasos o productos que podríamos usar, pero solo vamos a hablar de los cuatro más importantes para tenerla saludable y cuidada hasta avanzada edad.

Con el aumento de la temperatura y los cambios climáticos, la piel está cada vez más sensible, por eso, su nutrición es tan importante. Si somos juiciosos con los cuidados básicos, los efectos serán inmediatos: veremos la piel recobrar elasticidad, tono, y lucirá más joven.

Los cuatro pasos son:

  1. Limpiar
    Con una crema que no irrite, que quite las impurezas de la piel y no dañe el equilibrio, y que no lesione el balance del manto emulsionado de la piel.
  2. Tonificar
    Con extractos naturales, sin alcohol, sin detergentes, sin tensores artificiales, con extractos fluidos, devolviéndole el tono a la piel.
  3. Hidratar
    Con una humectante o hidratante de acuerdo con las características de la piel, que se absorba rápido y que tenga filtro solar.
  4. Nutrir
    Con sustancias especiales para la piel del rostro, con aceites, con proteínas concentradas, porque la piel va perdiendo nutrientes y se va “descolgando” con el paso de los años.


Limpiar. Cómo y en qué casos
Existe el mito muy popular de que únicamente las personas que se hayan maquillado o aplicado algo en la piel deben lavarse la cara. Esto no está más alejado de la verdad. Durante el día nuestra piel recoge gran cantidad de impurezas, que provienen de todas partes, del medio ambiente, del polvo de la calle, de los contaminantes del exosto de los carros, de las alfombras y cortinas. Estos elementos, además de los millones de células muertas de nuestra piel, forman el conjunto de impurezas que debemos retirar todos los días.

Al terminar nuestra jornada, podemos tomar una esponja suave y aplicarnos la crema limpiadora con movimientos circulares. Luego, remojando la esponja, lavamos la piel para quitar todas las impurezas. En la frente, con movimientos horizontales; en los ojos, desde la popular “pata de gallina” hasta el tabique; en los pómulos, desde las orejas hasta la nariz y en la barbilla de forma horizontal. Recordemos que los movimientos deben ser siempre muy suaves y circulares, pues abren los poros, despejando obstrucciones y permitiéndole a la piel respirar nuevamente.

Tonificar. Su relevancia
Es importante tener en cuenta que es necesario usar el tónico después de la limpieza, primero, para remover el exceso de la limpiadora y recoger las células muertas, y segundo, para devolverle hidratación a las células vivas. Es primordial que sea de extractos naturales y no contenga alcohol, como el nuestro: el Tónico con Ginkgo Biloba y Sábila. Se aplica con una mota de algodón, suavemente, por todo el rostro, las orejas, la papada, el cuello y el escote. Se puede usar desde cualquier edad.

Humectar. Para el equilibro de la piel
Las cremas hidratantes o humectantes son importantísimas para mantener el equilibrio de la piel, su elasticidad y juventud. Si la humectante cuenta, además, con filtro solar, aún mejor. En nuestra rutina nocturna debemos nutrir la piel después del tónico, pero recordemos que la humectante con protector solar debe aplicarse en las mañanas, para así protegernos de los efectos nocivos de los rayos UV.

Con el aumento de la radiación natural, la piel tiene cada vez más espacios donde puede verse afectada, pues los rayos UV no provienen exclusivamente del Sol, sino de los bombillos de filamento, de las lámparas fluorescentes, de la luz led, de las pantallas y monitores electrónicos; todos tienen radiación ultravioleta, que es la principal causa del envejecimiento de nuestra piel.

Esta radiación ultravioleta hace que la piel pierda su balance y se arrugue, precisamente por esto es necesario aplicarnos protector solar todos los días. En ese sentido, tenemos en HILDA STRAUSS dos opciones de hidratantes con filtro solar espectaculares: la Humectante con Filtro Solar, para piel de tendencia grasa y la Hidratante Natural UV, para piel de tendencia seca.

Nutrir. Rostro, cuello, escote, contorno de ojos y labios
Retomando nuestro ritual nocturno, contamos con nutritivas concentradas ideales para el cuidado de la piel en la noche: la Crema Nutritiva Antiedad, un producto suave y recuperador que nutre la piel dejando respirar los poros; la Nutritiva XX-40 y la Nutritiva XX-50, para pieles más maduras; y la Nutritiva Plus, para pieles más jóvenes. Si la rutina se complementa con la Nutritiva de Contorno de Ojos y Labios, el efecto será asombroso, visible desde la primera aplicación, pues descongestiona, revitaliza, recobra la vida de los párpados, reduce ojeras y las antipáticas arrugas “de fumador” de los labios.

Nuestras nutritivas son famosas por varias razones y por testimonios reales de quienes las han utilizado.

  • Son naturales, con extractos y aceites.
  • Son concentradas.
  • Son reales, nutren y alimentan la piel, no son “cremas placebo”.
  • Tienen un precio increíble, todo el mundo se asombra cuando se entera del valor de las cremas HILDA STRAUSS.
  • Cada frasco es un testimonio; quienes las usan dan fe de su efectividad.

 

 

Conoce nuestra todos nuestros productos para el correcto cuidado facial

 

 

 


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©