Cierres energéticos
Cierres energéticos

Cerrar es proteger, es abrigar los componentes energéticos completos en un círculo, y así encapsular esa fuerza de seguridad y protección.

 

Cuando el ser humano extiende sus manos, forma una cruz, y el aura oval que lo circunda es el cierre a esa cruz. El centro de la cruz humana es el chakra Anahat o el chakra del corazón, que en sí es el mismo Sagrado Corazón de Jesús.

 

Cuando repetimos un cierre o lo tenemos escrito, lo que hacemos es cristalizar una fuerza intrínseca a cada uno de nosotros, el poder heredado del sagrado corazón del Átman.

 

Cierre Ovalado

El Cierre Ovalado que tradicionalmente conocemos es una cruz inscrita con los nombres del cierre en hebreo, que contiene los monogramas sagrados de esos mismos mantras. La cruz está cerrada por los nombres sagrados en hebreo y también con su pronunciación. Tiene figuras geománticas, que revibran la fuerza de la Tierra, y trigramas Pa Kuá, que funcionan en el espacio como inductores del equilibrio. Al respaldo tienen la runa de la bendición con los mantras del sagrado nombre de Cristo en el alfabeto sánscrito. Es un cierre complejo y bellísimo.

 

El Cierre Ovalado de Espacios está elaborado de bronce patenado, que evita que se pele o cambie con el pasar del tiempo. Este Cierre es ideal para guardarlo en el clóset, la billetera, el carro o la oficina. El Cierre Ovalado Personal es muy parecido al anterior, pero más pequeño y en forma de pendiente, para que se pueda llevar colgado. Tiene los mantras y cierres básicos, con las mismas características de nitidez y duración, y con baño de oro o plata, para que sea una joya linda, ideal para eventos especiales.

 

Los cierres son personales, no deberían ser cambiados o llevados por diferentes personas, así sean de la misma familia, ya que son un objeto metálico de poder, que se impregna de la energía de su dueño.

 

Cierre Redondo

Hace ya varios años comenzamos a implementar la idea de los cierres y sacamos unos redondos con la imagen de la cruz básica y las letras hebreas del nombre sagrado y su pronunciación, cerrando el círculo cuatro veces.

 

Estos cierres eran maravillosos y, si aún posee alguno, guárdelo, porque sigue siendo efectivo.

 

Ahora bien, con el pasar de los años, hemos llegado a perfeccionar nuestros cierres, descubriendo la forma de hacerlos más delgados, de bronce mayoritariamente, y con grabado en alto y bajo relieve, lo que ayuda a la nitidez de las inscripciones.

 

Las placas más modernas son delgadas, cómodas y elegantes, que puede llevar consigo a cualquier lugar, son más resistentes, y tenga la plena seguridad de que se encontrará con un trabajo bellísimo.

 

 


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©

 

 

Conoce más sobre nuestros signos energéticos: