Conciencia natural, una necesidad
Conciencia natural, una necesidad

Adoptar un régimen de alimentación natural le da un giro de 180 grados a nuestra vida. Cuando de verdad nos enfocamos en este cambio, nos concentramos en volvernos expertos en la materia, en conocer a fondo qué alimentos requiere nuestro cuerpo para un desarrollo sicológico y físico integral. Es cuando entendemos qué alimentos son completos, cuáles son procesados y a cuáles se les han añadido químicos, como pesticidas, fertilizantes y otros aditivos.

En este proceso de aprendizaje, nuestra atención se vuelca hacia las plantas, que, utilizadas como alimento o medicina, son completas, compatibles y fácilmente asimilables. Esto nos lleva a un estado óptimo de nuestro cuerpo que, aunque es muy resistente, ha aprendido a digerir cientos de químicos, los cuales, tarde o temprano, lo llevan a flaquear.

Las plantas se han convertido en la esperanza del hombre, pues su utilidad es invaluable y es imposible desconocer su importancia. Las plantas toman la energía solar y la dispersan a los seres de la Tierra, además, producen oxígeno y controlan la temperatura y los niveles hídricos del suelo.

Hay un grupo selecto de plantas que se destacan por sus altos beneficios medicinales, alimenticios y cosméticos, que han sido reconocidos por sus características por grandes botánicos y médicos de nuestra historia. Claramente, las técnicas para obtener los mejores beneficios de estas plantas han sido refinadas durante los siglos, llegando a productos mucho más complejos y eficientes.

Las tecnologías modernas se basan en los conocimientos milenarios sobre las bondades de ciertas plantas para generar nuevos y mejores extractos. Las técnicas y estudios son cada vez más amplios y precisos, y en HILDA STRAUSS no solo los entendemos y aplicamos, sino que nos hemos dedicado a rescatar la tradición histórica del concepto integral lanzando al mercado finos aceites completos, extractos acuosos, oleosos y otras fracciones ricas en componentes benéficos.

Mangostán, caléndula, equiseto, semillas de linaza, malva, romero, pino, etcétera, son apenas algunos materiales vegetales que utilizamos para elaborar productos de acción reconocida desde hace años.

Nuestra misión es el seguro benéfico de los amantes de la naturaleza, y su filosofía es una sola: el naturismo.

 

 


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©