Fantasmas
Fantasmas

Este es un tema apasionante, que debe ser tratado con mucha objetividad, pues, existen todo tipo de reacciones, unas de susto e incredibilidad y otras de escepticismo o completa naturalidad.

Fantasma es la percepción con alguno de los sentidos, visual, auditivo o sensorial, de un fenómeno causado por un ser que no posee cuerpo físico. Tradicionalmente, esto se ha asociado al espíritu de una persona recién fallecida, argumentando que no ha podido completar el tránsito a otra vida, por el apego a objetos, situaciones, lugares o personas.

A pesar de haber muchas teorías, manejaremos el tema de la manera más objetiva, basándonos en el estudio, la investigación y la intuición espiritual.

Muchos se cuestionan si los fantasmas están vinculados a lugares o a personas, preguntándose si sus seres queridos fallecidos los acompañan constantemente, sin importar si cambian de vivienda o se mudan de ciudad. Otros muchos se preguntan por qué estos seres se encuentran en ese estado, si es permanente y si pueden llegar a ser vengativos con los que se encuentran en vida.

Otra situación muy común se ha presentado en aquellos que, ‘ad portas’ de la muerte, vuelven a esta vida y afirman haber visto a los fantasmas de sus familiares esperándolos. ¿Es esto cierto?

Muchos se cuestionan si es posible hablar con sus seres queridos a través de un médium, si el fantasma puede responder cuestiones específicas o producir efectos físicos, como las densas nubes llamadas ectoplasma.

Consideremos que estas nubes y muchos otros fenómenos han sido fotografiados en varias ocasiones. Y es que el mundo de la fotografía ha estado siempre íntimamente ligado con el fenómeno de los fantasmas. Existen muchas impresiones falsas, pero otras han sido tomadas sin intención de presentar algo fuera de lo común, y es de estas de las que se han sacado todo tipo de historias de fantasmas.

Un elemento bastante común en la fotografía son los orbes, “burbujas de colores” que aparecen comúnmente y que se piensa que son espíritus o fantasmas. Muchos, no solo han observado las burbujas, sino que han visto caras y hasta ciudades enteras dentro de ellas.

Al examinar el término “fantasma”, vemos que viene del griego y que significa literalmente “aparición”, “aparición de un ánima”, que puede interpretarse como alma o espíritu desencarnado. Aquí surgen varios cuestionamientos: ¿es un alma o es el espíritu, la mente o el cuerpo astral?, y, en cualquier caso, ¿pueden tomar forma y producir olores, colores o sonidos? Y una pregunta aún más misteriosa: ¿pueden los fantasmas producir desplazamientos físicos o movimientos de cosas, conocidos mundialmente como “Poltergeist”?

Nuestra idea o concepto de fantasmas está ligado a la religión a la que pertenezcamos y a las explicaciones que se den en ella. Lo curioso es que muchas veces se explica sin vínculo a la vida espiritual, como si estuvieran completamente desligadas.

En este sentido, sin importar la religión, es importante entender que existe una diferencia intrínseca entre lo que es un médium, un clarividente, un chamán y un espiritista. El espiritismo es una disciplina muy antigua y, aunque muchos no crean en ella o no sigan sus teorías, debe tratarse con respeto y objetividad, como muchas otras organizaciones.

Debemos, además, preguntarnos acerca de la veracidad de las palabras de médiums, como John Edward, George Anderson o Stephen Kaplan, que han presentado asombrosos resultados; y si son capaces de inducir manifestaciones o hablar con los muertos.

Es aquí donde debemos investigar, ser objetivos y cuestionarnos: ¿para los indígenas existen los fantasmas?, ¿y para los maestros espirituales y grandes yoguis? o ¿son humanos los fantasmas?

Cuestiones comunes como si existen los exorcismos, si un fantasma puede ser diabólico y vengativo, o si casos famosos de fantasmas –como las Caras de Bélmez en España, el caso de Banshee en Irlanda o las apariciones del castillo de Edimburgo en Escocia– son reales o son simples mitos populares.

El tema es realmente extenso, lleno de innumerables cuestionamientos, dudas y mitos que se han extendido a lo largo del planeta. Tendremos que ahondar en todos ellos y en otras situaciones a lo largo de varios artículos de este blog.


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©