Purificación de semana santa
Purificación de semana santa

En Semana Santa todos recordamos la presencia de Nuestro Señor Jesucristo y es un momento ideal para hacer un alto en el camino y buscar espacios de reflexión y meditación.

En el pasado, la situación era un tanto distinta: se guardaba el debido silencio y respeto a la memoria de Jesús, tanto así, que muchas veces no se podía ni hablar en voz alta. Hoy, la Semana Santa es sinónimo de vacaciones y descanso, cuando las personas salen a pasear con la familia y los amigos. Afortunadamente, las palabras de Jesús, y frases como “Semana Santa” o “Viernes y Sábado Santo”, son recurrentes y nos recuerdan constantemente la existencia de Cristo.

Es en estos días de Semana Santa, de reflexión y meditación, que debemos vivir el cambio personal, de entorno y mental. Para facilitar esto, podemos hacer una purificación con un grupo de plantas y aromas que lo fomentan: las semillas, el sahumerio de purificación y las velas de Ghî.

Las semillas se encargan de la limpieza personal del aura, de cambiar la vibración de la energía corporal, para despejarla de distorsiones e impurezas y permitir el flujo correcto de la energía.

El sahumerio revibra y purifica la fuerza ambiental, renovando los pensamientos negativos que se han dirigido a nuestros hogares, cambiando instantáneamente la energía.

Las velas de Ghî son un sistema de plegaría, relajación y meditación; una verdadera terapia para la mente, y este es el momento preciso para desarrollar estas prácticas.


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©