Seres y ciudadelas del astral
Seres y ciudadelas del astral

Es muy usual oír decir personas que se desdoblan o que han tenido experiencias cercanas a la muerte, que suelen ver túneles oscuros con una luz al final. Esta sensación no es pura casualidad, es una experiencia que se rige por leyes claras y precisas del astral y es que nosotros, como seres humanos, somos un microcosmos con las mismas estructuras del universo que nos rodea.

 

“Todo se repite inexorablemente en lo infinitamente pequeño y en lo infinitamente grande”

 

El átomo más pequeño tiene un vórtice en su nube electrónica, la célula tiene un retículo que comunica el núcleo con el exterior, el cuerpo humano tiene un eje de unión con el astral a través de la médula y el cerebro, el planeta tiene un paso de polo a polo, el sistema solar tiene un vórtice en el cinturón de asteroides y la vía láctea es un sistema separado por diez millones de vórtices o agujeros negros. Todo este cuadrante de galaxias tiene un plano activo inter-dimensional, de un poder y dimensiones que simplemente no nos podemos imaginar. Todos estos tubos o túneles de comunicación están presentes a lo largo del universo, desde lo más grande hasta la partícula más pequeña, y por eso que esa sensación de túnel obedece a esta estructura, es una de las huellas de la herencia y de ese parecido que existe entre el universo y el cuerpo humano, que es en sí un pequeño universo a escala.

 

Muchos se preguntan cuando se desdoblan o llega el momento de la muerte, a dónde deben dirigirse para recibir instrucción? Para esto debemos entender primero que nuestro planeta está conectado por una red astral increíblemente sofisticada, un sistema que une sitios poderosos que concentran la sabiduría del planeta.

 

Algunos de estos sitios son:

 

En Europa: la ciudadela Álden

Álden es una ciudadela de la cuarta dimensión, un templo-puerta de la energía, donde recibimos la sabiduría de la salud, de las plantas y del equilibro mental. En Álden se encuentran los maestros de la medicina, que se encargan de organizar la aparición de los adelantos científicos en nuestra tierra; todo está debidamente planeado y organizado con medidas sumamente rigurosas. En Álden también encontramos los maestros de las artes marciales, los sabios de las plantas medicinales y los ángeles extraterrestres, quienes inspiran a los inventores y chamanes más gloriosos de las diferentes disciplinas.

La ciudadela está compuesta por un gran conjunto de torres y cúpulas, que siempre están en constante cambio y movimiento. Absolutamente deslumbrantes.

 

En Noruega, el Mar del Norte y el Ártico: Los templos de origen

Los templos blancos de Noruega son regidos por ancianos venerables, maestros que custodian la memoria de la llegada de los ángeles a la tierra. Son las catedrales del alma, que unen, por el poder del amor, a todos los seres humanos y a los animales. En todo el mundo es conocido como el templo de los ángeles guardianes y dentro de sus galerías se encuentra gran parte de las memorias Akásicas de la tierra. Es un imán para el cuerpo astral.

Su aspecto es bellísimo, llamados “templos de agujas de hielo”, estos templos se conforman por hileras de galerías en torre. Todos los libros de Edda están inspirados en los templos de origen y entre los celtas eran conocidos como los Vánen, la cúspide del árbol de Ig, que significa “la tierra de las agujas de cristal”.

 

En Groenlandia: Las regencias de las hadas y gnomos

En esta región de frío Ártico se encuentra la tierra regida por las hadas y los gnomos; es una tierra misteriosa llena de conocimiento y seres fantásticos. No es una coincidencia que los cuentos infantiles sitúen a los elementales in Islandia, Escocia, Inglaterra, Irlanda o Groenlandia, pues genuinamente éste es su territorio. Una tierra llena de tradición bellísima, que habla del cuidado de la naturaleza y de los centros de concentración de los elementales. Tan bella es esta región, que los grandes maestros prefieren que los neófitos o principiantes no visiten el lugar, pues si no cuentan con la evolución espiritual suficiente, es posible que se vean embelesados y encantados por las imágenes maravillosas de esta tierra, y olviden el trabajo con la energía y con la mente.

 

En India: El templo del Espacio

En India existen un sinnúmero de templos en la cuarta dimensión que nada tienen que ver con lo que se encuentra construido en la tierra de la tercera. Uno de los templos más bellos es el que se encuentra en la colina de Govardana: el templo del espacio, que pertenece a los misterios mayores. Se dice en la mitología hindú que allí vivió Krishna de pequeño. Es una provincia absolutamente sagrada y especial.

 

Otros templos encontrados en India de gran importancia son los templos del Agua: Gangá, Yamuná y Godavarí. Son construcciones bellísimas, conectados entre sí, con una entrada principal llamada la Galería de la luz de Sarashuatí. Estos templos son espacios de instrucción espiritual profunda, donde los visitantes se inician el camino interno de las ciencias del alma. Además, son custodios de los sagrados “Vedas”, el gran manual de los seres humanos extraterrestres.

 

Son miles y miles de personas las que al desdoblarse acuden a estos templos a instruirse, la mayoría de veces de manera inconsciente.

 

Fuera de estos, existen muchos otros templos sagrados, como los templos de las Buriles, los templos de Alberta, los de las islas flotantes de Tule y los de los huecos de la Antártica. El tema es amplio y seguiremos hablando de él.

 


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©