El origen de todas las enfermedades

UNA NUTRICIÓN ALCALINA POTENCIA EL SISTEMA INMUNE

Este breve artículo puede que le cambie la vida… o su calidad de vida!.

Nuestro cuerpo es una maquinaria biológica muy compleja que está en un equilibrio permanente, a todo nivel; y una de las variables más importantes que ha de mantener controlada es el pH de sus elementos constituyentes. pH es una abreviatura que significa Potencial de Hidrógeno, y corresponde a una escala que sirve para registrar la reacción ácida o alcalina de un fluido. Por tanto, considerando que el cuerpo humano es prácticamente un 70% agua, sus células, tejidos y fluidos internos, registran un valor ácido o alcalino que se ve reflejado en esta escala del Potencial de Hidrógeno o pH.

Como se ve en la gráfica, la escala de pH va del valor 1 hasta el 14, representando el 1, un grado extremo de acidez y el 14, un grado extremo de alcalinidad,  siendo el punto medio el valor 7, que corresponde a un estado neutro, balanceado a la perfección, que no es ácido ni alcalino. Lo interesante aquí es que muy cercano a este punto medio está el valor de la sangre, representada en un grado de leve alcalinidad de 7.36, que aunque pareciera muy mínima, hace toda la diferencia. Así, la sangre se mantendrá alcalina hasta la muerte, en que pasará a ser totalmente ácida. De aquí el dicho que dice que “la vida se da en un ambiente alcalino, levemente alcalino para el ser humano”. 

El pH y su relación con la salud, es un tema del cual se habla poco, tal vez, por lo difícil de ser explicado. De hecho, muy pocos médicos analizan o comentan el asunto con sus pacientes, obviando un tema extraordinariamente importante de la salud, y que puede explicar muchas enfermedades; incluyendo las hepáticas, renales, pulmonares, crónicas, estados de obesidad sin explicación alguna, envejecimiento prematuro, ánimo bajo, procesos inflamatorios de todo tipo, problemas de piel, fatiga, resfriados y gripes recurrentes, osteoporosis, desnutrición, pérdida de minerales, etc. Incluso, yendo aún más allá, un desequilibrio de pH y una acidificación del organismo podría explicar y proveer una solución a aquella extraña sensación, a pesar de estar aparentemente sanos, “de que algo no está funcionando bien en nuestro organismo”.


Salud, Acidez y Alcalinidad


Vida y alcalinidad van de la mano porque esta última tiene la maravillosa capacidad de capturar y retener oxígeno, un elemento esencial para la vida y la sanación. Lo ácido, por el contrario, tiende a repeler y a expulsar el oxígeno y si permitimos que prolifere descontroladamente en nuestro cuerpo, irá privando a las células de elementos esenciales como el oxígeno, afectando así la capacidad de regeneración, recuperación y correcto funcionamiento del organismo.

No obstante, no pensemos que lo ácido es malo y lo alcalino bueno. Estamos hablando de un equilibrio entre los dos, con una leve tendencia hacia la alcalinidad. Lamentablemente, como veremos luego, por la vida moderna, el estrés, las preocupaciones y la alimentación anti-fisiológica (anti-natural), hoy, la gran mayoría de nosotros estamos absolutamente ácidos, un desequilibrio que está afectando nuestra salud y calidad de vida.

Robert Young, médico experto en el tema de la acidez y alcalinidad, observa que “Nuestro cuerpo es alcalino por diseño y ácido por función”. Esto significa que nuestra maquinaria biológica debe mantenerse alcalina para que funcione bien, aunque también debemos reconocer que su actividad normal genera deshechos de tipo ácido, los cuales deben ser expulsados para evitar que se acumulen y dañen a la maquinaria misma. Entonces, para mantener  este objetivo, el organismo tiene varios mecanismos:

    •    Primero, lo más común es que el organismo utilice sus filtros (sistema digestivo, pulmones, riñones, hígado), los cuales se encargan de depurar constantemente el sistema y mantener limpio el líquido donde vive y se desarrolla la célula. El problema es que el estilo de vida y alimentación moderna pueden sobrecargar de desechos ácidos a los filtros, colapsándolos. Así, el cuerpo no podrá mantener limpio el entorno celular y se desarrollará un ambiente propicio para las enfermedades.

    •    Segundo, enfrentado a un ambiente ácido y tóxico, el sistema nervioso puede optar por proteger a la célula, encapsulándola en una burbuja de líquido limpio, dejando por fuera los ácidos y tóxicos, esperando poder sacarlos del cuerpo en algún momento. Esto explicaría por qué algunas personas aumentan de peso “inexplicablemente”, a pesar de hacer dietas muy estrictas en calorías.

    •    Tercero, si fallan los otros métodos de control de la acidez, el organismo puede optar por drenar o eliminar los ácidos por la piel o las mucosas; explicándose así las dermatitis o inflamaciones de la piel, algunos tipos de acné, los eccemas, la psoriasis, las llagas de boca, etc.

    •    En términos generales, el organismo también puede neutralizar los ácidos tóxicos del ambiente interno generando reacciones químicas con algunos minerales muy alcalinos que circulan en el sistema, tales como el magnesio, calcio, potasio y sodio, provenientes idealmente de una óptima alimentación o del consumo de suplementos naturales excepcionales, como la Spirulina, un superalimento alcalinizador. Desafortunadamente, el problema es que pocas personas conocen las bondades de un alga como la Spirulina, la sidra de manzana, los carotenos o las crucíferas; e indudablemente, la alimentación predominante en el mundo actual no es alcalina sino ácida, muy limitada de minerales y agentes alcalinizadores. Esto obliga al cuerpo a conseguirlos de algún lado, y termina robándolos de su propia estructura. Es como si el cuerpo se “comiera a sí mismo” para conseguir los minerales que no obtiene de la dieta diaria. Así se pueden explicar enfermedades como la osteoporosis, las uñas quebradizas, la alopecia no hormonal, la pérdida de masa y tono muscular, las caries dentales, el envejecimiento prematuro de la piel y el debilitamiento de prácticamente todos los sistemas del cuerpo, en su totalidad y finalmente, recuerde las palabras de Hippócrates, el Padre de la Medicina (460-370 aC):

    •    "Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento"
   
Considerando que un 70% de nuestro cuerpo es agua y si recordamos que el ambiente interno de nuestro organismo es como un “mar interior donde nadan las células”, obteniendo de él, oxígeno y nutrientes esenciales, es imprescindible su limpieza extrema. Pero como hemos visto, si la carga de deshechos ácidos que excretan las células es muy grande, si los recursos de emergencia fallan o si los filtros no funcionan bien, iremos acercándonos al peor de los escenarios, representado éste por la extinción o la mutación de las células, o en palabras simples, la muerte de tejidos completos o el cáncer, respectivamente. Impresionantemente, si pudiéramos ver lo que ocurre en las células enfrentadas a un ambiente excesivamente tóxico y ácido, reconoceríamos una zona de guerra dantesca, con muertes masivas de millones y millones de células que estarían siendo quemadas y sepultadas por sus propios deshechos metabólicos. Si pudiéramos vivenciar esto, por duro que sea, y comprender el daño que genera una acidez descontrolada a nuestra salud, sin duda alguna, cuidaríamos más nuestra alimentación y estilo de vida.

Acidificación y Enfermedades

Estudios confirman que si no se equilibra el pH del cuerpo hacia una leve alcalinidad, el organismo no funcionará bien y tampoco podrá asimilar perfectamente las vitaminas, minerales, aminoácidos y suplementos alimenticios, aumentando las enfermedades, el proceso oxidativo y el de envejecimiento.
El proceso de acidificación muestra sus síntomas de acuerdo a 3 fases. La Fase inicial, donde estamos la mayoría de nosotros, muestra síntomas leves; La fase intermedia, padecimientos agravados; y la fase final, enfermedades muy graves; todas estas, obedeciendo muy posiblemente a una misma causa, la acidificación excesiva de nuestro cuerpo.
Así las cosas, la idea es conocer nuestro estado de pH pidiendo una medición en cualquier laboratorio clínico, midiéndolo nosotros mismos con tiras reactivas de pH que se venden en las grandes farmacias, o también podemos evaluar nuestra alimentación y estado vital, y deducir así nuestro potencial estado de acidez o alcalinidad. De esta forma, sabiendo, podremos tomar medidas sanadoras o correctivas, para curarnos o prevenir enfermedades, lo que garantizaría una mejor calidad de vida.
A continuación, un resumen de los síntomas y padecimientos típicos de las fases de acidificación:

  • Fase inicial: acné, ciclos de hiperactividad y cansancio, arrugas prematuras, agitación, dolor muscular, manos y pies fríos, mareos, baja energía, cólicos pre-menstruales y menstruales, dolor en las articulaciones, piel hipersensible y dolorosa, alergias alimentarias, sensibilidad a los olores, ataques de pánico, ansiedad y depresión, falta de deseo sexual, hinchazón, ardor de estómago, diarrea y/o estreñimiento, orina irritante, orina con olor fuerte, dolores de cabeza leves, respiración rápida, taquicardia, latidos irregulares, lengua blanca, dificultad para despertarse, sueño anormal y extendido a medio día, fosas nasales tapadas o congestionadas, sabor metálico en la boca, etc.
  • Fase intermedia: sinusitis, herpes labial, gripas fuertes, asma, migrañas, bronquitis, fiebre del heno, depresión, pérdida de memoria, pérdida de concentración, insomnio, alteraciones en el olfato, gusto, visión, audición; impotencia en el hombre, frigidez en la mujer, sarpullido, inflamación, infecciones virales varias, infecciones bacterianas (estafilococos, estreptococos), gastritis, colitis, entumecimiento y hormigueo, cistitis, infección urinaria, soriasis, pérdida del cabello, infecciones por hongos (Candidiasis y pie de atleta), etc.
  • Fase final: artritis reumatoidea, enfermedad de Hodgkin, lupus eritematoso sistémico, esclerosis múltiple, sarcoidosis, enfermedad de Crohn, miastenia grave, esclerodermia, leucemia, tuberculosis, cáncer.

¿Qué hacer para alcalinizar nuestro organismo?


Como dijo Ludwig Feuerbach, antropólogo alemán del siglo XIX, “Somos lo que comemos”. Por tanto, si nuestra alimentación se fundamenta en comidas ácidas, como los azúcares, tortas, panes, bebidas estimulantes, carnes rojas, lácteos, azúcar, frituras, sodas, etc.; invariablemente, tendremos una fuerte tendencia a la acidificación y como consecuencia, una mayor riesgo de enfermarnos. Por esto, es importante conocer cuáles son los alimentos alcalinos que no deben faltar en nuestra dieta y cuales son aquellos alimentos que debemos comer con moderación o definitivamente, dejar de consumir.

Debido que somos organismos múltiples con muchos factores en equilibrio, más allá de una alimentación ácida, existen otros elementos acidificantes. Por ejemplo, la falta de actividades y ejercicios al aire libre, los pensamientos negativos, el estrés, la deshidratación, los químicos y las drogas, las preocupaciones, la depresión; sentimientos como la ira, rabia, miedo, y el desamor, son sólo algunos ejemplos de acidificantes mayores. Sin embargo, pensando en positivo, también tenemos factores alcalinizantes, como la espiritualidad, dormir bien, meditar, respirar profundamente, disfrutar de una agradable conversación con un ser querido, una buena película y sentimientos como el amor, cariño, respeto, paciencia, el perdón, la tolerancia, etc., son todos, igualmente, alcalinizantes mayores.
Como vimos antes, el cuerpo tratará, correctamente y sanamente, de compensar el pH alterado neutralizando ácidos con minerales alcalinos, razón por la cual debemos asegurar el consumo de minerales y nutrientes generadores de alcalinidad, incluidos principalmente en los vegetales (Ej. Algas) y frutas. En este punto, no debemos eliminar por completo los alimentos ácidos, sólo debemos administrarlos sabiamente. La proporción de alimentos alcalinos versus los alimentos ácidos debe ser de 80/20, de aquí el nombre de la famosa “Dieta del 80/20”. Esto es un 80% de productos alcalinos y un 20% de alimentos ácidos hasta que se revierta el ciclo de acidez generado por nuestra alimentación y estilo de vida.

El colágeno y el sistema inmuneLOS CAMBIOS DE TEMPERATURA EN ESTOS TIEMPOS

Nos enfrentamos en esta época a cambios complicados de temperatura en todos los climas, hay cambios extremos de temperatura entre el día y la noche, esos cambios NO ayudan con el tema actual del virus, por lo tanto debemos dar a nuestro organismo los elementos para que pueda enfrentarse a las agresiones con elementos de defensa, es necesario fortalecer el sistema inmune tomando Colágeno y enfrentar así los cambios de temperatura, esto no solamente logra fortalecer el sistema inmunológico, también mejora la salud de las articulaciones, disminuye los dolores, mantiene la piel en buenas condiciones, elástica, tersa, y nos ayuda a adaptarnos a esta nueva vida de confinamiento. Nuestro Colágeno es el mejor, el de calidad garantizada, es fraccionado o hidrolizado, este Colágeno sí se absorbe y eestá potenciado con extracto de Té verde concentrado, Biotina y Vitamina C. Se puede tomar con agua caliente o fría, el sabor es delicioso.

El Instituto Linus Pauling de la Universidad de Oregón, se ha especializado desde hace muchos años en vitaminas y son una autoridad en la materia, han encontrado relación entre el déficit de Biotina y la disminución de la respuesta inmune


Signos y síntomas de la deficiencia de biotina
Los signos de la deficiencia evidente de biotina incluyen la caída de cabello (alopecia) y una erupción escamosa rojiza alrededor de los ojos, nariz, boca y área genital. Síntomas neurológicos en adultos han incluido depresión, letargo, alucinaciones, y entumecimiento y cosquilleo de las extremidades, ataxia y convulsiones. Las erupciones faciales características, junto con la distribución inusual de la grasa facial, han sido llamados “rasgos carentes de biotina” por algunos investigadores. Los individuos con desórdenes hereditarios del metabolismo de la biotina que resultan en la deficiencia de biotina funcional, a menudo tienen hallazgos físicos similares, así como también convulsiones y evidencia de una función disminuida del sistema inmune y una susceptibilidad aumentada a infecciones.

Y no solo esto, la Biotina se nota en la fortaleza de la piel y el pelo, por esto se conoce como la vitamina del rejuvenecimiento; como en la dieta no consumimos cantidad suficiente de Biotina, recomendamos 2 cápsulas al día. Hoy la Biotina está en el Pack.

¿POR QUÉ HAY VITAMINA C EN LA FÓRMULA DE LA BEBIDA DE COLÁGENO?

Porque la Vitamina C trabaja con el Colágeno en ayuda mutua, la vitamina C es un potente antioxidante y es importante para muchas reacciones enzimáticas, la vitamina C es un Súper héroe en el cuerpo, que protege las grasas y las proteínas del cuerpo. Un déficit de Vitamina C en el cuerpo, perjudica las reacciones enzimáticas que nos permiten ser saludables y estar en forma, ese déficit puede afectar la producción de colágeno, carnitina y catecolaminas, reduciendo la respuesta inmune, perjudicando los tejidos conectivos, los depósitos de grasa y el sistema nervioso; las explicaciones de esto podemos encontrarlas en el estudio de la Vitamina C en el Instituto Linus Pauling de la Universidad de Oregon, nosotros recomendamos la bebida de Colágeno con Vitamina C, una cucharada al día en agua fría o caliente, el mejor Colágeno fraccionado de alta absorción, sabe rico, tiene Té verde y también Biotina y Hoy está en nuestro Pack especial.

Conoce más información sobre los beneficios del Colágeno para la salud haciendo CLICK AQUÍ

Spirulina y Coronavirus

La Spirulina y el Sistema Inmune

Una nueva investigación publicada por el Dr. Mark McCarty de la Catalytic Longevity Foundation, San Diego, CA, EE. UU., y el Dr. James DiNicolantonio, PharmD, científico de investigación cardiovascular en el Saint Luke's Mid America Heart Institute, Kansas City, MO, EE. UU., propone que ciertos suplementos nutracéuticos pueden ayudar a proporcionar alivio a las personas infectadas con virus de ARN encapsulados como la influenza y también brindan defensas contra el contagio.
 
El estudio identificó que los nutracéuticos como el ácido alfa-lipoico, la N-acetilcisteína, la glucosamina, el selenio, el ácido ferílico, la levadura beta-glucano y también el selenio podrían ayudar a aliviar ciertos síntomas en esas enfermedades y también ayudar a aumentar la actividad antiviral natural del cuerpo para evitar el contagio.
 
En las últimas semanas, un nuevo coronavirus de ARN, estalló en China y se extendió a más de 32 países e infectó a más de 80,000 personas y causó más de 2,700 muertes.
 
En realidad, este nuevo virus es mucho más letal que la gripe típica, con una tasa de mortalidad actual de aproximadamente 2.92 por ciento. En otras palabras, alrededor de 1 de cada 33 personas que están infectadas con este nuevo virus morirán. Mientras que la gripe anual tiene una tasa de mortalidad de solo 0.05 a 0.1 por ciento. Esto significa que alrededor de 1 de cada 1,000 a 2,000 personas infectadas con la gripe anual morirán.
 
En otras palabras, el nuevo virus es alrededor de 30 a 60 veces más letal que la gripe (curiosamente, muchas autoridades sanitarias están tratando de minimizar la gravedad de este nuevo virus, especialmente China).
 
Se ha observado y probado clínicamente que tanto la influenza como el nuevo virus causan una tormenta inflamatoria en los pulmones y es esta tormenta inflamatoria la que provoca dificultad respiratoria aguda, insuficiencia orgánica y muerte.
 
Ciertos suplementos nutracéuticos como la Spirulina pueden ayudar a reducir la inflamación en los pulmones de los virus de ARN y otros también pueden ayudar a aumentar la respuesta de interferón tipo 1 a estos virus, que es la forma principal del cuerpo para ayudar a crear anticuerpos antivirales para combatir las infecciones virales.
 
El Dr. DiNicolantonio dijo a Thailand Medical News: "Por lo tanto, está claro que ciertos nutracéuticos como la Spirulina tienen efectos antivirales en estudios en humanos. Teniendo en cuenta que no hay tratamiento para el nuevo virus que causa la enfermedad mortal damos la bienvenida a más estudios para probar estos nutracéuticos como una estrategia para ayudar a proporcionar alivio en aquellos infectados con virus de ARN encapsulados".
 
Thailand Medical News también aconseja a los lectores que cuando compren nutracéuticos y suplementos, realicen la debida diligencia ya que muchas marcas de suplementos llevan líneas de productos que contienen ingredientes que no son realmente bioactivos, no son adecuadamente absorbibles y a veces engañan a los consumidores al tener formas isoméricas o formas químicas incorrectas. ingredientes que no sirven de nada. Aún peor en algunos casos, puede tener rastros diminutos o nulos de los ingredientes activos y puede contener ciertos contaminantes peligrosos. La mayoría de los suplementos no están regulados y controlados adecuadamente por las agencias sanitarias y reguladoras.
 
 Referencia principal del estudio: Mark F. McCarty et al., ciertos nutracéuticos como la Spirulina tienen el potencial para aumentar la respuesta de interferón tipo 1 a los virus de ARN, Progress in Cardiovascular Diseases (2020). DOI: 10.1016 / j.pcad.2020.02.007

Reportes de observaciones de la Universidad de California en la sede de Davis en los comunicados de salud acerca de la Spirulina

Lo primero que está publicado en el Journal of Medicinal Foods es que la Spirulina aumenta significativamente la producción de Citoquinas que combaten el virus, esa fue la conclusión a la que llegaron los inmunólogos de la escuela de medicina y centro médico de la Universidad de California seccional Davis.

En esos mismos estudios se establecieron varios aspectos importantes que vale la pena mencionar, ahora que estamos expuestos al nuevo virus estamos en la obligación de preparar nuestro sistema inmune para afrontar este virus casi que incontrolable. Pero volvamos a la investigación: se ha establecido que la Spirulina es un inmunomodulador efectivo, es decir, un agente, en este caso un alimento, que puede afectar positivamente el comportamiento de las células inmunes, estabiliza las histaminas en las alergias, mejora la capacidad de los macrófagos para que puedan atrapar bacterias nocivas, optimizan la células “policía” o anticuerpos para destruir células infectadas o malignas. En esos mismos estudios quedó comprobado que la Spirulina disminuye el colesterol y perfecciona la respuesta del sistema inmunitario, esto fue respaldado por el Doctor Eric Gershwin, profesor y director de Reumatología de la Universidad de California, seccional Davis. Es importante hablar de estas investigaciones, en donde se hicieron, sus participantes y su respaldo.

La Spirulina en el sistema inmune aumenta significativamente la producción de Citoquinas que combaten la infección, dicen los inmunólogos de la Escuela de Medicina y Centro Médico de Universidad de California Davis. Su hallazgo aparece en la edición de otoño de Journal of Medicinal Foods.

La Spirulina es un alga azul verdosa rica en antioxidantes, vitaminas, minerales y otros nutrientes. Utilizada como suplemento alimenticio durante más de 20 años, la Spirulina crece naturalmente en lagos con niveles de pH alcalinos, y también se cosecha en estanques comerciales a gran escala, donde se monitorea la pureza antes de secarse y distribuirse en tabletas y en forma de polvo.

Varios estudios han demostrado que la Spirulina es un inmunomodulador efectivo (un agente que puede afectar el comportamiento de las células inmunes). La Spirulina tiene efectos terapéuticos sobre la hiperlipidemia y la obesidad. En los estudios, la Spirulina disminuyó el colesterol sérico total y el colesterol de lipoproteínas de baja densidad, mientras que aumentó la lipoproteína de alta densidad. Un estudio de 1986 de pacientes obesos mostró una reducción significativa del peso corporal después de incluir Spirulina en la dieta durante cuatro semanas. En el estudio de Universidad de California Davis, los investigadores evaluaron la secreción de las Citocinas interferón-gamma, Interleucina-4 e interleucina-1 beta en el laboratorio para comprender mejor el potencial efecto regulador de la Spirulina sobre el sistema inmunitario.

"Descubrimos que la Spirulina rica en nutrientes es un potente inductor del interferón gamma (13.6 veces más) y un estimulador moderado de la Interleucina 4 y la Interleucina 1 beta (aumento de 3.3 veces)", dice Eric Gershwin, profesor y director de la División de Reumatología, Alergia e Inmunología Clínica en Universidad de California Davis. "Juntos, los aumentos en estas Citoquinas sugieren que la Spirulina es un fuerte defensor de la protección contra patógenos y parásitos intracelulares y puede potencialmente aumentar la expresión de agentes que estimulan la inflamación, que también ayuda a proteger el cuerpo contra microorganismos infecciosos y potencialmente dañinos.

En el cuerpo, el aumento preferencial en la producción de interferón-gamma sobre la interleucina-4 desplazaría al sistema inmune hacia el desarrollo de una respuesta inmune mediada por células en lugar de una respuesta humoral. Una respuesta mediada por células incluye la activación de células T y anticuerpos que funcionan con macrófagos, otro tipo de células del sistema inmunitario, para englobar a los microorganismos invasores. Por lo tanto, la fuerza de la Spirulina para proteger contra patógeno y parásitos intracelulares. Para evaluar los efectos de la Spirulina en el sistema inmune, los inmunólogos de Universidad de California Davis recolectaron muestras de sangre de voluntarios sanos, separando las células mononucleares de sangre periférica. Estas células, que incluyen macrófagos, monocitos y linfocitos, incluidas las células B y T, trabajan en equipo para generar una respuesta inmune.

Los investigadores incubaron estos cultivos celulares con diluciones de Spirulina hechas con 429 mg de cápsulas de Spirulina en polvo y seca. Agregaron fitohemoglutanina, un estimulador conocido de las células linfoides, a la mitad de los cultivos celulares para evaluar el efecto de la Spirulina en el sistema inmune en reposo y cuando se estimula para generar una respuesta alérgica. Después de 72 horas, midieron los cambios en los niveles de citoquinas en todas las muestras mediante el análisis ELISA. (ELISA, o ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas, es una técnica sensible para determinar con precisión la cantidad de proteína en una muestra dada).

"La gente ha utilizado alimentos como la Spirulina a lo largo de la historia", dice Judy van de Water, profesora asociada de reumatología, alergia e inmunología clínica en Universidad de California Davis. "A través de la investigación, estamos aprendiendo exactamente cómo estos alimentos mejoran la función del sistema inmune y cómo son una adición beneficiosa a nuestra dieta".

Alergias, inflamación y bajo sistema inmune, son desequilibrios que se relacionan profundamente

Es una de las grandes sorpresas de la Spirulina, la bondad sobre las alergias, concretamente sobre la rinitis alérgica porque controla la liberación de histamina, ésa es la acción de la Spirulina y como controla las histaminas, baja la inflamación, esto lo hace sobre el sistema inmune, esto se une a sus efectos antivirales, anticancerígenos, que avanzan hasta las comprobaciones clínicas y numéricas en las investigaciones y de estos temas se habla precisamente en un estudio del Doctor Kárkos, un otorrino de la universidad de Ioánina de Grecia y de la universidad de Liverpool en Reino Unido el trabajo es de varios doctores griegos, se encuentra en la Biblioteca Nacional de Estados Unidos, con fecha 19 de octubre del año 2010 y se llama “Spirulina en la práctica clínica en aplicaciones humanas basadas en la evidencia”, un bello trabajo relacionado con sistema inmune, rinitis alérgica y actividad antiviral.


El sistema inmunológico potenciado es la mayor cualidad de la Spirulina

En el departamento de ciencias marinas de Taíman hicieron experimentos de recuperación de camarones blancos en estanques con Spirulina, en comparación con otros en estanques de contenido normal, estos resultados son un éxito en la historia de la Spirulina, la recuperación, el peso, la multiplicación y la calidad de los camarones con Spirulina era algo fenomenal, nunca antes visto, se estudió el pH y la respuesta INMUNE y esto es lo que hace la Spirulina en el cuerpo humano, en el caso de dengue, de cándida (hongos), la Spirulina promueve la flora del intestino, pero controla la flora negativa; pero no solo se ha demostrado que fortalece el sistema inmune, también se ha demostrado que inactiva los virus, inclusive los más difíciles y complicados, pero en el caso de gripes y dengue, la Spirulina es perfecta para mejorar los síntomas de rinitis alérgica y baja asombrosamente la secreción nasal.

La única manera de prevenir, mantenerse sano y evitar el contagio del coronavirus es teniendo un buen sistema de defensas que se le conoce con el nombre de sistema inmunológico o inmune y la forma de mantenerlo fuerte es a través de una nutrición excelente y de un espectacular estilo de vida.
Tenemos que tener en cuenta que el sistema médico nos ha enseñado que la única forma de acabar con una enfermedad es atacando sus síntomas con drogas farmacéuticas, ignorando que cada vez que somos atacados y no nos defendemos por si solos nos vamos debilitando de una manera gradual, sin saber que en realidad las infecciones no se atacan con antibióticos y que lo correcto es lograr fortalecerse uno mismo para que nada pueda penetrar nuestro interior.

Conoce más información sobre los beneficios de la Spirulina para la salud haciendo CLICK AQUÍ

Menú

Buscar

Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Compartir

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Iniciar Sesión

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Iniciar Sesión