Práctica con poleo para la inseguridad

Publicado en05/01/2022 Por
Favorito0
Práctica con poleo para la inseguridad

Ejercicio con el elemental del poleo para un examen mental de la inseguridad

    •    Encienda brasas o disponga de un brasero o estufilla con plancha de calentamiento.
    •    Lave cuidadosamente un manojo (lo que pueda coger con las manos) de poleo (una variedad de menta).
    •    Sacuda la planta para quitar el exceso de agua.
    •    Tome la planta con las dos manos y comprímala un poco.
    •    Perciba el aroma del poleo.
    •    Cierre los ojos y comuníquese con el elemental de la planta. Si no puede hacerlo, por lo menos visualice la planta iluminada.
    •    Ruegue a su ser interior que ordene a los gnomos de la planta clarificar su mente, que el aroma llegue hasta la región sensible de su cerebro para comprender y registrar consciente y subconscientemente la causa del error síquico que le impide el desempeño normal de sus posibilidades como ser productivo y creativo.
    •    Deje caer la planta sobre las brasas o estufilla.
    •    Permita que el aroma sea inhalado.
    •    En este momento, tome una hoja de papel blanco y un bolígrafo o pluma con tinta de color azul.
    •    Pregúntese a sí mismo: «¿por qué siento timidez, inseguridad y miedo?», «¿en qué situación el defecto aparece con más intensidad?», «¿qué pienso y qué hago para minimizar su efecto?», «¿desde cuándo he comenzado a sentir esto?», «¿quiénes y qué han contribuido para aumentar el problema?».
    •    A cada una de estas preguntas dé una respuesta verdadera. Sea analítico y severo consigo mismo, no se diga mentiras. La práctica es a solas, nadie lo está viendo.
    •    Ahora, escriba las siguientes preguntas: «¿qué pienso hacer para dominar esta energía negativa?», «¿en qué trabajo me siento a gusto?», «¿qué estoy en capacidad de hacer?», «¿qué destrezas y talentos tengo?». Conteste incluso aquellas cosas que vea lejanas o imposibles. Investigue dentro de usted esa fracción genial inexplorada, recuerde que no tiene que ser bachiller, universitario o técnico; han existido genios que escasamente sabían leer.
    •    Luego, lea cinco (5) veces lo que ha escrito, absolutamente consciente de lo que hace, y sobre las brasas o estufilla deje caer el papel y quémelo totalmente.
    •    Cierre los ojos y repita mentalmente: «Dios me ha permitido ser grande, inteligente, práctico, con carisma y atracción. Yo tengo que estudiar y ser capacitado. No importa el sacrificio. Yo tengo que conseguir trabajo y allí verán mis capacidades y mi personalidad. Soy productivo, organizado y eficiente».
    •    Repita estas frases cinco (5) veces, puede leerlas si es necesario; la condición es que tenga buena intención y concentración.
    •    Las preguntas de la hoja puede escribirlas previamente.

Menú

Buscar

Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Compartir

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Iniciar Sesión

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Iniciar Sesión