La desencarnación y el bardo

Publicado en09/09/2022 Por




Todos los seres vivos mueren y, nosotros, los humanos, claramente, no somos la excepción. La muerte no es el final, es simplemente una parte de nuestra vida, de nuestro destino.

En el momento de nuestra desencarnación es necesario tener algunos puntos de reflexión:

  • No tener miedo; la muerte es solo un paso.
  • Debemos dejar atrás los apegos, ya que con la muerte no podemos llevarnos nada, todo se queda en este mundo material.
  • Entremos en estado de meditación, pensemos en los momentos felices de nuestra vida y en nuestra conciencia y desarrollo espiritual. Pensemos en grandes maestros espirituales, como Jesús, y enfoquémonos constantemente en nuestro Atman, en nuestro Cristo interno.

En ese momento en que desencarnamos, comenzamos el proceso del bardo, y en ese trance hay varios pasos; la desencarnación del alma-espíritu sucede en varias etapas:

  1. Primero se experimenta la visión de la luz del Ser, una luz muy brillante que invade la mente y la conciencia.
  2. Luego, ocurre lo que los lamas denominan “transferencia de conciencia”, que es cuando el que desencarna se olvida de todo lo que fue y de los apegos, para seguir esa luz.
  3. El que desencarna comienza a ver todos los trabajos de meditación que ha hecho en la vida, esto lo conduce y le da pistas de lo que sucederá en el proceso del bardo.
  4. Después, aparece ante los ojos la luz del Ser, y se tornará de un color blanco azul transparente al lado de una luz blancuzca lechosa, sumamente acogedora y atractiva. Es necesario rechazar esta luz de niebla y solo encontrarse en la luz azul transparente.
  5. En ese momento aparecerán ante el desencarnado todos sus defectos sicológicos, como en un desfile de imágenes, en sus formas astrales: la ira aparece monstruosa, la soberbia nos muestra como seres grotescos recubiertos con miles de ornatos redundantes y con el cuerpo grande y encogido del orgullo, y así sucesivamente. Afortunadamente, nuestra mente no se asusta, sabe que es el bardo.

Pronto se desvanecen todas esas imágenes y sensaciones, y aparecerán los ángeles y maestros de la desencarnación, quienes meditarán acerca de las acciones del desencarnado. Ahí decidirán si el alma del desencarnado requiere de una instrucción corta o prolongada en las dimensiones superiores o en desencadenar el proceso de encarnación en otro cuerpo.


Propiedad intelectual de Hilda Strauss. Todos los derechos reservados ©



Artículos relacionados

Análisis de la Virgen de Guadalupe

PorHilda Strauss 18/10/2022

Remedio natural para un tic facial

PorHilda Strauss 14/10/2022

Crema Aclarante con Vitamina C

PorHilda Strauss 08/10/2022

Qué es un talismán

PorHilda Strauss 05/10/2022

Pirámide de Visoko

PorHilda Strauss 02/10/2022

Equinoccio de otoño

PorHilda Strauss 29/09/2022

Muerte: Cerebro y neuronas

PorHilda Strauss 27/09/2022

Menú

Buscar

Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Compartir

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Iniciar Sesión